El Cerceda se quedó sin la Copa


carballo / la voz

La final de la séptima edición de la Copa del Príncipe de hockey sobre patines que se disputó ayer en Cerceda no decepcionó por su espectacularidad, pero sí dejó un sabor de boca agridulce a los aficionados locales que vieron como el conjunto anfitrión, el Patín Cerceca, claudicó ante el Mataró, que tuvo en su meta, Jordi Esteve, a la figura indiscutible del trepidante choque.

Patín Cerceda: Martín Barrós; José Ramón, Juan Fariza, Martín Payero, David Torres -equipo inicial- Jorge González y Mantiñán.

Mataró: Jordi Esteve; Aniol Mangas, Pol Castellví, Adam Puig, Eric Florenza -inicial- Eric Serra y Xavier Pastor.

Árbitros: Raúl Burgos (Cataluña) y Daniel Villar (A Coruña). Estuvieron bien.

Goles: 1-0, Martín Payero; 1-1, Pol Castellví; 1-2, Eric Serra; 2-2, Martín Payero, de penalti (descanso), 2-3, Eric Florenza; 2-4, Aniol Mangas; 3-4, Martín Payero; 3-5, Eric Florenza; 3-6, Xavier Pastor; 4-6, Juan Fariza; 5-6, Martín Payero, de falta; 5-7, Aniol Mangas.

Incidencias: Lleno en el pabellón González Laxe, de Cerceda, con más de 500 aficionados. No faltaron bombos y camisetas de los equipos. Un extraordinario ambiente en las gradas.

El Patín Cerceda, que entrena Juan Copa, salió a por el partido con mucha intensidad -tal como había hecho el día anterior ante el Vilafranca- lo que propició que al Mataró le costase costó aclimatarse a la final.

El acoso local sobre la meta de Jordi Esteve prosiguió en la segunda parte, pero David Torres, Martín Payero (mayoritariamente), José Ramón y Fariza encontraron un muro insalvable, a pesar de los tiros y de los remates de todos los lados y de distintas formas.

El equipo de Joan Carles Cadillo, que apeó en las semifinales al Alcobendas de Madrid, exhibió una gran pegada al contraataque y supo hacer su juego ante la presión y las ganas de los cercedenses, que siempre estuvieron apoyados por un público incondicional y que no paró de creer en la remontada en ningún momento. Los cinco últimos minutos fueron eléctricos y con el 5-6 de Martín Payero de falta la tensión se notó en todo el pabellón, pero una vez más una contra del Mataró fue decisiva.

Al final del encuentro, el presidente de la Federación Española de Patinaje, Carmelo Paniagua, acompañado por el alcalde de Cerceda, José García Liñares, hizo entrega de la Copa a Marc Pou, el portero suplente que dejará el equipo al final de la temporada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El Cerceda se quedó sin la Copa