«En la auditoría salen a relucir las irregularidades contables del consejo»


la voz/a coruña.

El accionista Jorge Borrajo, que es auditor de cuentas profesional, realizó una intervención muy crítica con Lendoiro y sus consejeros. Siempre apoyado en los datos incluidos en la auditoría encargada por el club, acabó pidiendo al presidente y a sus compañeros de consejo que escriban «un tratado sobre todo lo que no se debe hacer en contabilidad, pues sería un best-seller». Borrajo lanzó una batería de preguntas, varias de las cuales no fueron respondidas por Lendoiro. De entrada, este socio calificó la auditoría de Olszewski como «demoledora» para el club y sentenció que en este informe «salen a relucir todas las irregularidades contables realizadas por el consejo» en los últimos años. «Les pido que hagan todo lo posible por enderezar el rumbo, porque como un acreedor se canse es muy probable que haya que entrar en concursode acreedores», advirtió. Tras este primer análisis, preguntó varias cuestiones, como si se le debía algo a los futbolistas a 30 de junio del 2010 o cómo pensaba Lendoiro pagar una deuda de más de 100 millones cuando el beneficio medio de la sociedad en los últimos ejercicios ha sido de unos 48.000 euros. Se interesó también por el motivo por el que en la nota de la sociedad anónima en el Registro Mercantil las últimas cuentas que figuran son las de la temporada 2005-2006, y también preguntó la causa por la que tampoco se ha inscrito el nombramiento de la auditora. Lendoiro, que dedicó la mayor parte del tiempo a a hablar de cuestiones que nada tenían que ver con las preguntas, replicó que su objetivo es acabar con la deuda neta en «cinco o seis años», si bien no explicó cómo pensaba hacerlo. Después admitió que a 30 de junio sí se le debía dinero a los futbolistas de la primera plantilla. En cuanto a las preguntas relacionadas con las inscripciones del Registro Mercantil no hubo respuesta. El presidente deportivista acabó admitiendo que la situación del club, producto de su gestión, no es precisamente boyante: «Tenemos muchas dificultades económicas, pero también los bancos y las cajas». En ese mismo turno de preguntas, el accionista Manuel Pardo, que también es auditor, preguntó en varias ocasiones por las pérdidas de 5,8 millones que se deducen de la auditoría de Olszewski, ocultas «por el maquillaje contable» del consejo de administración, que asegura haber obtenido la pasada temporada un beneficio de algo más de 30.000 euros. Después planteó esta misma pregunta en sucesivas intervenciones, pero no obtuvo respuesta por parte de Lendoiro más allá de que la auditora ha trabajado «con máxima libertad» y que él interpretaba el informe de otra forma. La junta general ordinaria se cerró con el «nombramiento de auditores de cuentas». Pardo votó a favor en este punto, pues considera que ha hecho un trabajo que refleja el estado económico real del club. En la posterior junta general extraordinaria, este accionista se interesó por cuestiones, como el incremento en la partida de desplazamientos del primer equipo (de 1,1 a 1,8 millones) y también planteó cómo pensaba el club obtener 15 millones en traspasos. En cuanto al primer punto, Lendoiro replicó que el equipo juega asiduamente fuera de Galicia. Respecto a las ventas, dijo que se han recibido 10 por Filipe, que serán 12 si juega 30 partidos, y que cubrir los restantes «dependerá del mercado».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

«En la auditoría salen a relucir las irregularidades contables del consejo»