Marta Domínguez sigue imputada

Negó las acusaciones en su declaración, pero se le atribuye un delito por tráfico de sustancias estupefacientes


madrid/colpisa.

Marta Domínguez declaró ayer en el Juzgado de Instrucción número 24 de Madrid por su supuesta implicación en la operación Galgo. La atleta contestó a las preguntas de la jueza Pérez Barrios durante dos horas y negó todas las acusaciones. Abandonó las instancias judiciales en libertad con cargos. Se le imputa un delito contra la salud pública por tráfico de sustancias estupefacientes. Sin embargo, la atleta desmintió que suministrara productos dopantes a otros deportistas: «Soy inocente. Nunca me he lucrado con nada ni nadie».

Domínguez llegó a las nueve y media de la mañana a los juzgados de la plaza de Castilla, de Madrid. Estuvo acompañada de su marido, y de su abogado, José Rodríguez, encargado de la defensa de Alejandro Valverde y de Paquillo Fernández. A la declaración de Marta también asistió el abogado del doctor Eufemiano Fuentes y del técnico Manuel Pascua. Los dos están en libertad con cargos. El atleta Alberto García, otro de los involucrados, acudió a los juzgados para apoyar a la palentina.

Trece días después de que la Guardia Civil desatara la operación Galgo le llegó el turno a Domínguez. Su comparecencia ya se había retrasado casi una semana, a la espera de que regresase la jueza titular, que permanecía de baja. Incluso se había especulado con la posibilidad de que la palentina, embarazada de cuatro meses, declarase por videoconferencia. Sin embargo, acudió a la capital como el resto de acusados para dar su versión. Primero habló en calidad de imputada y después como testigo tras prestar juramento, algo que provocó la protesta de los abogados presentes, que consideraron esta dualidad «una aberración jurídica» suficiente para anular la declaración.

Tras dos horas, Domínguez abandonó los juzgados por la puerta trasera. La palentina, que hasta ayer solo se había pronunciado mediante un cuestionario, se defendió. «¿Inocente? Lo tengo muy claro, porque nunca me he lucrado», aseguró. Desmintió que la Guardia Civil encontrara productos prohibidos en su casa y negó que existan vídeos que la inculpen: «En mi casa no han encontrado nada». También sostuvo que nunca ha suministrado sustancias dopantes a otros atletas. «Se ha hecho daño a mi imagen, a mi familia y a mis seres queridos», apuntó. Y expresó su intención de no retirarse: «Volveré a competir en cuanto me recupere del embarazo».

El resto de comparecencias continuará el próximo día 28. La titular del juzgado esperará a que concluyan las declaraciones para dictar un auto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Marta Domínguez sigue imputada