Un campeón con poca autoridad

Irureta, Luis César y José Luis Vara creen que el Madrid no se ha desprendido de los defectos del equipo de Capello: «escasa identidad y endeblez defensiva»


Una sola derrota, el sábado pasado en el terreno del Espanyol, y liderato en la Liga y en su grupo de la Champions League. Envidiable, pero irreal. ¿Tanto ha cambiado el Real Madrid de Bernd Schuster? Ya no está Capello y el conjunto blanco ha invertido el verano pasado 119 millones de euros (casi 20.000 millones de pesetas) en fichajes, pero el Deportivo de Lotina se las verá el próximo domingo (17 horas) con un rival casi calcado del que se encontró la campaña pasada Joaquín Caparrós: un líder incapaz de imponer su juego, excesivamente dependiente de la calidad individual, desordenado en defensa y con Iker Casillas como hecho diferencial. Factores en los que coinciden tanto Javier Irureta, que dirigió la última victoria deportivista en el Santiago Bernabéu (0-1, en octubre del 2004); Luis César, entrenador del Polideportivo Ejido; y José Luis Vara, técnico del Cerceda y ex jugador del Deportivo. Poco orden «Ver al Real Madrid es como comprar una entrada de cine sin mirar antes la cartelera. Nunca sabes lo que te vas a encontrar», dice Luis César para definir la escasa identidad del grupo de Bernd Schuster. Una idea para definir a un equipo que, insiste el técnico gallego, «carece de una idea futbolística y que, a nivel colectivo, es muy poco destacable». Igual de categórico es José Luis Vara, para quien el conjunto blanco «es un puro desorden y no juega en equipo», hasta el punto de que para el entrenador del Cerceda lo único que ha cambiado respecto a la campaña pasada «es el entrenador y el nombre de algunos futbolistas». Aunque de acuerdo en lo general -«no gobierna los partidos, juega a veces como si estuviera roto»-, Irureta introduce algunos matices que, según él, diferenciarían al actual Madrid del de Capello: «La intención es seguir otra línea, aunque es cierto que aún no lo ha conseguido. Con Schuster, el Madrid quiere llevar la iniciativa y tener más el balón». En este aspecto, el ex entrenador deportivista cita los nombres propios de Sneijder y Guti: «Ahora tienen más protagonismo que con Capello era para jugadores de otro corte, como Diarra y Emerson, lo que le hacía ser más bloque, más fuerte defensivamente». Una apuesta por el talento en el centro del campo que no parece haberse plasmado en el juego. «Es cierto que están Guti y Sneijder, pero el primero es muy intermitente, no tiene una participación continua en el juego; y el holandés aún no ha encontrado su lugar», insiste Vara. ¿Y el secreto del liderato?. Unanimidad: «El talento individual». Según Luis César, «el Madrid vive del contraataque, gana cuando el rival se equivoca y puede aprovechar la enorme velocidad física y mental de sus jugadores». «Siempre marca en el Bernabéu, juegue mal o bien, tiene gol, Van Nistelrooy, Raúl, Robinho...», repite una y otra vez Irureta para explicar el liderato de un equipo al que le generan tantas ocasiones como crea, aunque carezca de una idea y le falte la autoridad que se le supone al líder de la Liga.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Un campeón con poca autoridad