Museos y espacios culturales afrontan los efectos de la reducción de aforos

Los cines piden ayudas para compensar las previsibles pérdidas en la taquilla

La casa de Rosalía fue uno de los museos que participó en la reunión de este miércoles
La casa de Rosalía fue uno de los museos que participó en la reunión de este miércoles

redacción / la voz

Los espacios culturales se preparan para afrontar un eventual regreso a la normalidad que, a pesar de dudas e incógnitas, sí ofrece dos certezas: su carácter progresivo y una reducción de aforos que se irá ampliando progresivamente. Los museos, por ejemplo, plantean sus interrogantes sobre cómo gestionar la capacidad de sus recintos, al carecer de la precisión de los que, como los cines, disponen de un número fijo de butacas.

Las salas, por su parte, tienen otros problemas, como los económicos que se deriven de una reapertura solo para el tercio de su capacidad. La Federación de Cines de España cifra en más de cien millones las pérdidas acumuladas desde que empezó el confinamiento, a las que suman una estimación de casi 44 millones al mes cuando solo puedan proyectar para un tercio de su número máximo de espectadores. En el lado positivo, son conscientes de que poder ver una película, como antes de la crisis, contribuirá a aliviar el estrés personal y colectivo, pero, a la vez, reclaman ayudas específicas y concretas para aliviar el impacto económico sufrido.

En lo que concierne a los museos, en Galicia se preparan para las particularidades de la reapertura. Este miércoles el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, y el director xeral de Políticas Culturais, Anxo Lorenzo, se reunieron por videoconferencia con representantes del museo de la catedral de Santiago, Museo do Pobo, Museo Nacional de Ciencia y Tecnología, Marco, Provincial de Lugo, la Casa de Rosalía y Afundación para analizar los posibles escenarios. Entre las cuestiones abordadas figura la implementación de medidas de seguridad y de higiene, tanto para el personal como para visitantes y residentes en sus respectivas áreas. Las condiciones de aforo también son aspectos por concretar en los museos que deberán reducir la asistencia pero, a diferencia de los cines, sin cifras prefijadas de antemano por la capacidad del recinto.

La Xunta reiteró su plan de reactivación, que se encuentra ultimando, para contribuir con 25 millones de euros a minimizar el impacto de la crisis en el sector cultural y turístico. Con la participación del Igape y la Agadic, ayer también se abordaron las necesidades de sectores como el audiovisual, el del libro, la música y los festivales. Entre los principales puntos que preocupan se encuentran la inyección de liquidez y los expedientes de regulación temporal de empleo. El objetivo último es fomentar el consumo cultural, el mantenimiento de la estructura de la industria en el sector y el fomento de la creación y producción.

Desde los festivales también se percibe con inquietud los efectos de un aforo reducido, ya que chocan frontalmente con una actividad que se considera de masas. Según los cálculos de la Federación de la Música de España, el sector de la música en vivo en España estima pérdidas de 662,2 millones euros de marzo a septiembre del 2020, una aproximación de la facturación prevista para este período. Los promotores de conciertos consideran que el plan de desescalada deja fuera a la práctica totalidad de la música en directo y demandan del gobierno con urgencia una fecha para trabajar con aforos completos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Museos y espacios culturales afrontan los efectos de la reducción de aforos