Urgente: El Supremo avala sacar los restos de Franco del Valle de los Caídos

Los bravos a Celso Albelo marcaron el éxito de la apertura del Festival de Amigos de la Ópera 2019. Estuvo acompañado por el pianista Juan Francisco Parra.

Primera parte dedicada a la canción de concierto sudamericana. Argentina estuvo representada por Carlos Guastavino y Alberto Ginastera. Del primero, cinco obras. Famoso por una versión pop de Se equivocó la paloma, sobre texto de Alberti, es sin embargo compositor de sentida inspiración, que da marchamo clásico a la música popular de su país, en lo que sería parangonable a creadores gallegos del Rexurdimento como Chané o Baldomir. Predomina la melancolía, excepción hecha de la Milonga de dos hermanos, texto de Borges, recia metáfora del odio entre hermanos. De Ginastera cantó Canción del árbol del olvido. Luego, canciones del mexicano Alfonso Esparza Oteo, del venezolano Alfonso Brandt y del español Juan Quintero.

La capacidad de Albelo para el sonido recogido, íntimo -pianísimos, filados y medias voces, exquisito legato- dio a cada una de las piezas expresión adecuada, incluido el carácter acusativo de la milonga borgiana. Se recrea: pausa y dicción.

La segunda parte tenía otro cariz. Figura incontestable en el repertorio lírico-ligero, busca otros territorios. Y aquí probó con dos: el lírico del Che gelida manina, de La bohème, de Puccini, y el más dramático del verdiano Un ballo in maschera. El exigente racconto de Rodolfo reúne las condiciones de cantabilidad y brillo con su do di petto que Albelo posee. Otra cuestión es el recitativo Forse la soglia attinse… y el aria Ma se m’è forza perderti, propios de un tenor-spinto, recorrido que aún debe madurar. La escritura de Nel veder la tua costanza de Anna Bolena, del Donizetti anterior a Lucia, es de su repertorio. Dio versión cabal y fue muy aplaudido.

De Zarzuela cantó con unción Mujer de los negros ojos y con bravura el Canto a la espada, y dejó en lo más alto su versión del Por el humo se sabe dónde esta el fuego… de Doña Francisquita.

Juan Francisco Parra acompañó con solvencia.

Arreciaron los bravos y hubo propinas, brillantes y empáticas. Paseó por la sala cual vedete La donna è mobile y dejó colgados de las lámparas los do di petto de La hija del regimiento.

«CELSO ALBELO, ÍNTIMAMENTE»

Programación Lírica de A Coruña 2019.

Celso Albelo, tenor.

Juan Francisco Parra, piano.

Obras de Carlos Guastavino, Alberto Ginastera, Alfonso Esparza Oteo, Giacomo Puccini, Verdi, Gaetano Donizetti, Amadeo Vives, Jacinto Guerrero, Juan Quintero Muñoz y otros.

Teatro Colón.

Domingo 8, 20 horas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Albelo, maestro en el sonido recogido