«Psiconautas» apunta a los Óscar

El sorprendente primer filme del gallego Alberto Vázquez entra en la preselección oficial

«Psiconautas», del gallego Alberto Vázquez, apunta a los Óscar El sorprendente filme de animación, una adaptación de su cómic con el mismo nombre, se encuentra entre las preseleccionadas

redacción / la voz

Sentado hace diez años en la mesa de trabajo de su piso en el popular barrio de Monte Alto, Alberto Vázquez (A Coruña, 1980) no podía imaginar que lo que empezaba a dibujar entonces, un cómic titulado Psiconautas, acabaría un día proyectado en cines de Estados Unidos. Y con serias, «muy serias», añade él, posibilidades de disputar una estatuilla de los Óscar en el Dolby Theatre de Los Ángeles el próximo 4 de marzo. Para llegar a ello, antes, en enero, el gallego tendrá que pasar el corte de la lista de películas de animación ya preseleccionadas para ir a la gala más relevante del mundo del cine. Hace unos días le llegó esa comunicación oficial: está en esa primera lista de 25. Todo un hito para la animación en Galicia. «Es algo que no se me pasaba por la cabeza, pero lo cierto es que desde que la distribuidora americana comenzó a moverla por salas, las críticas que nos están llegando son muy buenas. Que una firma como Gkids, que es muy selectiva con el material que toma, se fije en nuestro trabajo es un espaldarazo importantísimo», explica Vázquez. Gkids es la distribuidora que, entre otras, se encarga de mover el material del prestigioso estudio japonés Ghibli.

Psiconautas, los niños olvidados (Bird Boy para el mercado de Estados Unidos) es el primer largo del gallego, y una adaptación libre del cómic que llevaba aquel título, editado en el 2007 por Astiberri. Creador reconocido entonces en el mundillo independiente (firmó con Kike Benlloch el emocionante Freda), aquella obra fue una sorpresa, pieza imprescindible en la rompedora escena comiquera gallega. En aquellos años asomaban nombres hoy consagrados como David Rubín, José Domingo o Emma Ríos. A diferencia de aquellos, tras Psiconautas y alguna otra obra menor (El evangelio de Judas), Alberto Vázquez decidió tomar el camino de la animación. De aquel libro nació primero un corto, de la mano de Pedro Rivero, y luego esta película. Resultado: tres premios Goya y varias nominaciones en festivales de medio planeta. Lo último es esta preselección para los Óscar y un inminente estreno en Estados Unidos. 

«Que un trabajo nacido aquí, con parte del equipo gallego, termine proyectado en varios países, con las buenas reseñas que está recibiendo, es algo emocionante, genera una satisfacción tremenda, y demuestra que una obra puede tener muchas vidas», explica el creador, con la maleta a punto para la gala de los premios europeos de animación; opta a dos distinciones.

Su siguiente trabajo, una mezcla entre «Bambi» y «Apocalypse Now»

Mientras Alberto Vázquez mantiene viva la promoción -y van ya dos años así- de Psiconautas, sigue adelante con su siguiente trabajo cinematográfico. Llevará por título La guerra del unicornio y es una producción a medias entre Galicia, el País Vasco y Francia. Es otro filme de animación para adultos de temática bélica, una suerte de batalla entre ositos y unicornios. El dibujante lo define bastante mejor: «Es como si hicieras una mezcla entre Bambi y Apocalypse Now». Esta producción está ya en una fase muy avanzada.

Con esta segunda película, el coruñés ha vuelto seguir el mismo camino que le llevó a Psiconautas. Es decir, parte de un corto ejecutado por él mismo y titulado Sangre de unicornios. Se rodó en español, aunque tiene subtítulos en varios idiomas, y tiene este extravagante argumento: un grupo de ositos inicia una cacería de unicornios porque aprecia su carne, con varias referencias a la religión. El dibujo es similar al de la producción anterior, sin abundar en la espectacularidad, y una técnica artesanal, alejada de lo que hoy hacen los grandes estudios, apostando por el 3D, y más cercano a producciones independientes. Aquel corto fue seleccionado por varios festivales, y llegó a ser finalista en los Goya del 2015; no se lo llevó. Se resarció Alberto dos años después al conseguir dos cabezudos y convertirse en el segundo gallego con más distinciones de la Academia española (el otro es Luís Tosar).

«Todo esto ha sido saliendo un poco por casualidad, porque un día piensas en un cómic y alguien [Pedro Rivero] ve tu trabajo, se imagina un corto, y va creciendo todo, y nos vamos moviendo por el mundo... Y mira donde estamos ahora», dice. Estamos en que el día 15 de este mes estrena en Estados Unidos. Casi nada.

Votación
6 votos
Comentarios

«Psiconautas» apunta a los Óscar