La vida cutre, tan sublime

Daniel Clowes retrata en «Wilson» un bullicioso mundo de antihéroes urbanos, parias solitarios y desastrosos


Daniel Clowes es un autor de historietas norteamericano heredero del underground y de Robert Crumb, que retrata un bullicioso mundo de antihéroes urbanos, parias solitarios y desastrosos. En el cine, el gran Terry Zwigoff -Bad Santa- ha adaptado la particular mirada neurótica de Clowes en la notable película El arte de estrangular, y también en una pequeña obra maestra imprescindible, Ghost World, interpretada por Steve Buscemi, Thora Birch y Scarlett Johansson. Allí se contaba el cruce de dos mundos antitéticos, que se rozaban por unos días, produciendo una pequeña conmoción en sus órbitas, las de la melancolía de un maduro coleccionista de vinilos viejos que empatizaba con las dudas de una adolescente desorientada.

Ahora el casi novato Craig Johnson llega con la revisión cinematográfica de otro cómic -deliberadamente nos negamos a utilizar la pretenciosa denominación novela gráfica- de Clowes que también pulula por ese universo de solitarios de provincias, siempre en permanente colisión con la realidad. En Wilson se insiste en la imposible búsqueda de la felicidad que intenta un desarraigado cincuentón tras la muerte de su padre. «Nunca me dijiste si me querías o me odiabas», dice el protagonista, junto a la cama de hospital donde agoniza el progenitor, en una revisión perversa de aquella secuencia de El último tango en París en la que Marlon Brando se lo reprochaba todo a su mujer muerta. Porque, aunque no lo parezca, Wilson es una tragicomedia muy negra en la que, camuflada tras los gags, la miseria de un mundo feo y desolador te hiela la sonrisa.

Hay algo aquí del Jim Jarmusch de Flores rotas. También un poco de algunas películas de Todd Solondz, Happiness especialmente, un filme por cierto en el que Clowes colaboró. Y, aunque no tiene la categoría de Ghost World, a veces Wilson se revela tan brillante que sientes la tentación de perdonarle todo lo que no funciona, que es mucho. Por Woody Harrelson también. Por su interpretación esquizofrénica, asistida con ráfagas de autenticidad de esa vida cutre y sin embargo sublime.

«Wilson»

EE.UU., 2017. Director: Craig Johnson.

Intérpretes: Woody Harrelson, Laura Dern, Isabella Amara, Judy Greer, Cheryl Hines, Margo Martindale, Toussaint Morrison, Roxy Wood.

Comedia dramática. 95 minutos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La vida cutre, tan sublime