Oscars 2013: Daniel Day-Lewis, un actor austero y selectivo

El actor británico ha conseguido su tercera estatuilla en la 85 edición de los premios de la Academia de Hollywood


Afp

Daniel Day-Lewis, ganador de su tercer Oscar como Mejor actor en la gala de ayer gracias a su papel protagonista en Lincoln, es un artista selectivo y austero que suele preparar durante varios meses sus personajes antes de mimetizarse en ellos para la gran pantalla.

En la cinta dirigida por Steven Spielberg, Day-Lewis hace un hiperrealista retrato de Abraham Lincoln en los últimos meses de su vida, cuando el entonces presidente emprendió un duelo político para aprobar la 13a enmienda de la Constitución que puso fin a la esclavitud en Estados Unidos, en los estertores de la Guerra de Secesión.

Con esta tercera estatuilla, el actor británico, ya galardonado por Mi pie izquierdo en 1990 y Pozos de ambición en el 2008, se convirtió en el actor más oscarizado de la historia.

" target="_blank">Day-Lewis se impuso, como se esperaba, sobre Bradley Cooper, por El lado bueno de las cosas; Hugh Jackman, por Los Miserables; Joaquin Phoenix, por The Master; y Denzel Washington, por El vuelo.

Considerado un seguro ganador tras arrasar durante la temporada de premios con un Globo de Oro, un BAFTA y un trofeo del Sindicato de Actores (SAG), entre otros, Day-Lewis se hizo llamar «señor presidente» durante la producción del filme por parte del elenco y el equipo técnico, para entrar en el personaje.Tras recibir el premio SAG, Day-Lewis dijo a los periodistas: «Fue un actor el que mató a Abraham Lincoln. Por tanto, corresponde que de vez en cuando un actor intente traerlo de nuevo a la vida».

Day-Lewis dudó mucho en aceptar el papel «de un hombre cuya vida ha sido mitificada hasta tal punto que hay riesgo de no poder representarla correctamente». «No sabía si podría hacerlo», continuó el actor de 55 años. «Lo último que quería era ensuciar irrevocablemente la reputación del presidente más grande que ha tenido Estados Unidos». «Fue difícil de convencer», dijo por su parte el director de Lincoln. «Pero si hubiera dicho que no, yo no habría hecho la película».

Trayectoria

Hijo del poeta británico Cecil Day-Lewis, Day-Lewis nació en Londres el 29 de abril de 1957 y se interesó por el teatro desde inicios de los años 1970, especialmente en las obras de Shakespeare. Fue a principios de 1985 cuando su talento irrumpió en la gran pantalla con My Beautiful Laundrette y Una habitación con vistas. Su primer papel protagonista llegó con La insoportable levedad del ser en 1988 y, dos años más tarde, realizó la conmocionante interpretación de un parapléjico en Mi pie izquierdo.

En 1992 volvió a imponerse como El último mohicano y, al año siguiente, impregnó de impotencia a los espectadores al interpretar a un irlandés acusado de cometer un atentado del IRA en En el nombre del padre, que le trajo una segunda nominación a los Oscars de 1994. Le siguieron El Crisol y The Boxer, proyectos tras los que desapareció porcasi cinco años: se había retirado en Florencia, Italia, donde se convirtió en aprendiz de un artesano de zapatos.

El autoimpuesto exilio llegó a su fin cuando Martin Scorsese logró convencerlo de volver al cine para convertirse en el carnicero de Gangs of New York, que le valió su tercera nominación al Óscar en el 2003. Desde entonces, ha ofrecido su talento en apenas cuatro películas: La balada de Jack y Rose, Pozos de ambición, el musical Nine y Lincoln.

Casado desde 1996 con Rebecca Miller, hija del dramaturgo Arthur Miller, Daniel Day-Lewis es padre de tres niños, el mayor de ellos con la actriz francesa Isabelle Adjani.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Oscars 2013: Daniel Day-Lewis, un actor austero y selectivo