Globos de Oro 2013: «Argo» y «Los Miserables» se imponen a «Lincoln»

La cinta de Spielberg, una de las favoritas, consiguió solo uno de los siete galardones a los que optaba, el de mejor actor, que recayó en su protagonista Daniel Day-Lewis

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Los Globos de Oro 2013 cayeron rendidos esta madrugada inesperadamente ante la última película de Ben Affleck, Argo, una cinta que se coló desde el primer momento entre las favoritas en las quinielas previas e la temporada de premios cinematográficos que este domingo se encargaron de estrenar los galardones otorgados por la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood, pero sobre la que se postulaban otros títulos como Lincoln, La vida de Pi o Los Miserables. Argo, sin embargo, dio la campanada en una gala presentada por Amy Poehler y Tina Fey en la que compartió aclamación y éxito con el musical del clásico de Víctor Hugo, los dos grandes triunfadores de la 70 edición de los Globos de Oro.

La ceremonia celebrada en Los Ángeles se saldó con decepción para Lincoln, la cinta con el mayor número de candidaturas que se fue a casa casi de vacío con solo uno de los siete galardones a los que optaba bajo el brazo, el de Mejor actor; con triunfo para Los Miserables, que se llevó tres estatuillas de las cuatro a las que estaba nominada; y con un Ben Affleck pletórico, después de que su película acaparase los dos grandes premios de los Globos de Oro, el de Mejor cinta dramática y Mejor director, frente al favoritismo que los expertos otorgaban a Steven Spielberg (Lincoln) y Kathryn Bigelow (La noche más oscura. «Me siento el hombre más afortunado del mundo», comentó el actor y director a la prensa tras la conclusión de la gala de los Globos de Oro, en la que su trabajo de realizador fue reconocido apenas cuatro días después de quedarse sin nominación en esa categoría para los Premios Óscars 2013.

En cuanto al resto de los galardonados d ela noche, Hugh Jackman se proclamó Mejor actor de comedia o musical por su papel protagonista en Los Miserables, cinta que también le deparó a Anne Hathaway el premio a Mejor actriz de reparto. Otros dos Globos de Oro fueron a parar a Django Desencadenado, la última producción de Quentin Tarantino, que le valió a su director el galardón de Mejor guión contra todo pronóstico. «No esperaba esto, es una sorpresa», reconoció Tarantino, que minutos antes había visto a Christoph Waltz recibir el premio a Mejor actor secundario por el papel que hizo en su película.

Spielberg, mientras tanto, contemplaba como uno tras otro se le iban escapando los siete Globos de Oro a los que aspiraba Lincoln, que únicamente pudo conseguir el previsible galardón a Mejor actor de drama que se llevó a su casa el británico Daniel Day-Lewis. Lincoln podría tener su revancha en los Óscars el 24 de febrero, premios a los que opta en 12 categorías, aunque la pugna por las estatuillas promete ser muy disputada con títulos como El lado bueno de las cosas, La noche más oscura o La vida de Pi. Al igual que Lincoln, esas dos cintas se fueron de los Globos de Oro con tan solo una victoria.

Jessica Chastain (La noche más oscura) y Jennifer Lawrence (Silver Linings Playbook) se alzaron con los respectivos galardones del Globo de Oro a Mejor actriz de drama y Mejor actriz de comedia o musical, mientras que la mágica La vida de Pi fue recompensada por su banda sonora.

Skyfall, tema del filme de la saga James Bond del mismo nombre, se hizo por su parte con el galardón de mejor canción, interpretada por la británica Adele. Brave salió victoriosa en la competencia por el título de Mejor película de animación y Amor, de Michael Haneke, conquistó la categoría de Mejor película en lengua extranjera, en lo que pareció un preludio de lo que ocurrirá en los Óscar.

La aparición no anunciada del expresidente de EE.UU. Bill Clinton para presentar el filme Lincoln y el conmovedor discurso con sabor a despedida de Jodie Foster, con el que agradeció el premio honorífico Cecil B. Demille contribuyeron a dar sobriedad a unos Globos de Oro con menos chispa que otras veces. «Siento que esto es el final de una era y el principio de algo más. Es aterrador y emocionante. Puede que nunca más me vuelva a subir a un escenario», comentó una sentida Foster que a sus 50 años confirmó que a partir de ahora se centraría en dirigir.

El histrionismo de Will Ferrell y Kristen Wiig y la afilada lengua de Sacha Baron Cohen pusieron las notas más humorísticas de la velada de los Globos de Oro junto con Sylvester Stallone y Arnold Schwarenegger, que discutieron ante las cámaras sobre quién de los dos tenía peor nivel de inglés. La escasa presencia latina en la gala corrió a cargo de Salma Hayek, Jennifer López, Eva Longoria y Jessica Alba, que se encargaron de presentar algunos de los ganadores de la noche.

Más información Selección realizada automáticamente

 

Comentarios