El cerco gallego da la cara por el servicio de salvamento y exige soluciones

Exige a la Administración que no se les rebaje el sueldo


a coruña / la voz

«Son nuestros ángeles, pero como marinero prefiero decir que son nuestros últimos salvavidas». El que habla es Andrés García Boutureira, marinero desde niño, patrón mayor de Sada, y ahora presidente de los hombres del mar a través de la Asociacion de Armadores del Cerco Galicia (Acerga). La asociación que representa está al lado de las tripulaciones de los helicópteros, de los aviones, de las lanchas de actuación rápida, «las salvamares, y remolcadores de Sasemar».

Le indigna «que les recorten el salario entre el 13 y el 30 %», y pide a la Administración que impida que la empresa que gestiona el servicio, Babcock, «desprecie a estos enormes y arriesgados profesionales que trabajan contra viento y mar para salvarnos». Van a luchar por que sus salvadores «no sean maltratados». Andrés y sus compañeros, en cuyo nombre habla, han vivido de cerca infinidad de naufragios. «Antes de que llegaran ellos [Salvamento Marítimo] No teníamos nada, Nadie que viniese a por nosotros. Nos agarrábamos a un tronco, a algo, para sobrevivir, mientras veías pasar tu vida, la de tus hijos. Veías el final», relata Andrés. «Siempre están ahí para salvar nuestras vidas [...] y no vamos a permitir que se les recorte ni un duro. Esos marineros de moqueta desconocen el arriesgado trabajo que hacen», concluye.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

El cerco gallego da la cara por el servicio de salvamento y exige soluciones