Primer cierre de una escuela de surf por el cambio de normativa en Oleiros

El centro Namarea considera que la norma es «injusta» y el canon, «inasumible»


oleiros / la voz

El cambio de la ordenanza de playas que la corporación de Oleiros va a votar hoy en el pleno municipal se ha cobrado ya su primera víctima. La escuela de surf Namarea ha decidido poner fin a su actividad de formación al considera «inasumible» el canon que el gobierno local pretende cobrar a los centros que obtengan permiso para operar en las playas de Santa Cristina y Bastiagueiro, que será de al menos 300 euros mensuales: 200 para la Demarcación de Costas de Galicia y 100, como mínimo, para el Concello, que valorará sobre todo la oferta económica a la hora de adjudicar los permisos.

«Tú defiendes al Che y cobras por usar las playas. Es totalmente contradictorio», explicó ayer el responsable de la escuela, Francisco Aller, quien para hacer visible su protesta colocó dos tablas de surf decoradas en la rotonda en honor al guerrillero argentino y entregó otra al alcalde, Ángel García Seoane.

El regidor defiende que la regulación del uso de los dos arenales oleirenses que se introducirá en la ordenanza de playas está motivada por la necesidad de aumentar la seguridad de los bañistas durante el verano ante la proliferación de empresas que imparten formación náutica, pero en el pliego de condiciones económicas se establece que el período máximo de permiso será del 1 de abril al 31 de diciembre. En la playa de Santa Cristina solo dos escuelas podrán desarrollar actividades, mientras que en Bastiagueiro serán doce, que se rotarán en turnos de mañana y tarde.

Aunque será hoy cuando Oleiros saque adelante esta normativa, la regulación viene determinada por la Demarcación de Costas de Galicia, que la aplicará en toda la costa de la provincia. «Es una medida injusta, para recaudar dinero, un canon que es inasumible», señala Aller, quien considera especialmente grave el caso de Oleiros, ya que en otros municipios que han adaptado la norma solo se pagan los 200 euros que corresponden a Costas y no los, al menos, 100 que se embolsará además la administración oleirense.

La decisión de no seguir con la actividad de formación por parte de la escuela Namarea no ha sido, sin embargo, la única desde que se conoció la aplicación de la nueva normativa en Oleiros. La Agrupación Deportiva Rías Altas, con sede en Santa Cristina, también ha resuelto poner fin a sus cursos de SUP (stand-up paddle) ante las advertencias de que serán sancionados si realizan alguna actividad de formación a pesar de tratarse de una entidad sin ánimo de lucro, según denuncian sus responsables.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Primer cierre de una escuela de surf por el cambio de normativa en Oleiros