Ex empleados del Gran Hotel presentan concurso necesario

Reclaman una deuda de 254.000 euros por salarios e indemnizaciones


lugo / la voz

Nueve extrabajadores del Gran Hotel y un empleado en activo presentaron ayer concurso necesario de acreedores en los juzgados lucenses. La solicitud fue entregada en Decanato y, casi con seguridad, esta misma mañana la trasladarán al Juzgado Mercantil. La deuda que reclaman asciende a 254.000 euros. Hasta hoy mismo podrán sumarse más afectados. Entre los operarios en activo hubo reticencias a tomar esta determinación ante el plan de pagos presentado por los representantes de la administradora de Proalsa, titular del establecimiento.

¿Por qué lo presentaron los extrabajadores?

Es el primero de estas características que se presenta en Lugo, es decir, instado por trabajadores y extrabajadores. El secretario comarcal de la CIG, sindicato al que pertenecen los acreedores que instaron el concurso necesario, Antonio Niño, declaró que el Juzgado Mercantil es el amparo que le queda ahora a los empleados del hotel, tras el levantamiento de los embargos. Criticó esta decisión porque, según dijo, el personal queda en una situación de indefensión. «Cóstanos entender que levanten o embargo das contas, a pesar da situación de insolvencia e sen garantías», dijo. Recordó que el Gran Hotel formó parte de un grupo empresarial e hizo referencia a la situación actual de Catisa y de La Estrella. Según dijo están promoviendo otras ejecuciones en Becerreá y en Sarria. El Juzgado Social número tres, del que partió el primer auto, señala que, tras el aplazamiento de la deuda, no entra en la solicitud de nombramiento de administración judicial. «Eso non implica que se poida valorar en caso de que se produza un incumprimento que de lugar a execución». Se produciría, según el auto, después del aplazamiento del plan de pagos durante dos meses consecutivos o tres alternos.

¿Por qué no se sumaron todos los empleados, como en Santiago?

El Gran Hotel presentó en los juzgados sociales con embargos sobre cuentas y bienes un plan de pagos a 22 meses, un plan de pagos que fue aceptado por las tres instancias, que levantaron los embargos de las cuentas, aunque no los preventivos sobre los bienes. Mandos intermedios del establecimiento comunicaron a la plantilla que la propia administradora se reunirá el viernes con el Banco Popular para tratar de evitar la subasta del edificio. El personal optó por esta posibilidad, antes que por el concurso. Hubo polémica entre los partidarios y los detractores de esta medida en la asamblea en la que participaron extrabajadores y la actual plantilla de 24 personas.

¿Qué puede ocurrir?

El Juzgado Mercantil, en caso de estimar la solicitud, tendrá que dictar un auto de admisión a trámite, el mismo día de entrada o al siguiente y después de subsanar posibles defectos en la solicitud. Seguidamente dará traslado al deudor para que comparezca en el plazo de 5 días. Este podrá formular oposición por escrito y proponer los medios de prueba que estime oportunos para probar su solvencia. La otra opción es la de allanarse a la solicitud de los promotores del concurso y pagar la deuda. Esta última fue la vía por la que optó el Gran Hotel cuando le presentó concurso necesario un empresario de O Ceao, en reclamación de una deuda de 10.000 euros. Proalsa depositó la cantidad en la cuenta judicial y el trámite no siguió adelante. En el supuesto de que Proalsa se oponga, los extrabajadores y el operario en activo ya solicitaron que se aporte un informe con los acreedores, la situación de los créditos y el estado de ejecución de los embargos, las deudas con la Seguridad Social y con Hacienda, al igual que las pérdidas y ganancias de los últimos tres años. El secretario comarcal de la CIG anunció que los acreedores están dispuestos a solicitar un informe a un auditor para justificar la necesidad del concurso de acreedores para mantener activa la empresa.

¿Que pasará si finalmente va adelante el concurso?

El Juzgado Mercantil nombraría un administrador concursal que llevaría las riendas del establecimiento a partir de ese momento. La actual administradora, María Isabel Martínez Parra, al ser un concurso necesario, quedaría apartada. El concursal tendrá que encargarse de elaborar la relación de acreedores y de emitir un informe en el que propondrá un convenio o un plan de liquidación. El secretario comarcal de la CIG confió en que el administrador concursal que puedan nombrar tenga en cuenta que el hotel está funcionando, genera ingresos y constituye una unidad productiva. Existen precedentes como los de Tablicia o Castillo de Pambre, que fueron vendidos en la fase de liquidación que, particularmente en el primero de ellos, los nuevos propietarios asumieron la totalidad de la plantilla y siguen en funcionamientos.

¿Cómo afecta a trabajadores y extrabajadores?

Los diez acreedores que instaron el concurso, según la Ley Concursal, se verán favorecidos por un privilegio de hasta el 50%, siempre que no se traten de créditos subordinados. No tendrán que pagar tasas judiciales, que fueron eliminadas recientemente y que era una de los frenos habituales para que los trabajadores presentaran concurso necesario. Esta misma vía la iniciaron el lunes los trabajadores del Gran Hotel Santiago, que perteneció a la misma cadena que el lucense. Están pendientes de si el Juzgado Mercantil de A Coruña lo admite a trámite. La deuda contraída con sus 22 trabajadores supera los 125.000 euros.

análisis un nuevo paso para el futuro del establecimiento

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Ex empleados del Gran Hotel presentan concurso necesario