Sorbe tu careto (o lo que quieras) en el café

EL COLMO DE LOS DIBUJOS EN LA ESPUMA Imagine ir con su hija o con su novio a tomar un café o una caña y que se lo sirvan con su foto sobre la espuma con una definición perfecta. No le vamos a decir que será una experiencia inolvidable, pero que le va a sorprender, eso seguro


E n los últimos años, muchos baristas han ido desarrollando una extraña habilidad para elaborar complejos dibujos sobre la superficie de un café combinando los tonos de la leche y del propio café: un corazón, una rama de olivo… Olvídese de todo eso. La máquina que tienen en el Cat Café de Cambre supone un avance revolucionario en lo que a dibujar sobre una superficie espumosa se refiere. Tanto vale un café con leche, como un batido, como una caña, la máquina imprime imágenes de todo tipo con una definición fotográfica para que antes de bajarse una birra pueda verse a usted mismo, a su novia, al escudo de su equipo o al lucero del alba, que a la impresora le da igual.

El proceso es muy sencillo. El usuario se conecta al wifi de la máquina y le manda la imagen elegida, bien recién tomada con la cámara de su móvil o bien extraída de su galería. La impresora memoriza y en cuanto Pedro Soto, el dueño del local, le pone una superficie de espuma, el ingenio reproduce la imagen con una tinta vegetal insípida e inodora, pero que no le va a dejar indiferente. Se lo garantizo.

Cuando Pedro aparece con el café con leche y la portada del YES en su superficie, me sale casi sin querer: «¡Cómo mola!». -Es lo que dicen todos, responde el hostelero con una sonrisa. Todavía no ha visto demasiadas reacciones, porque la máquina hace poco que llegó al establecimiento. Pero dice que son todas iguales: una interjección de sorpresa ante la impresionante definición que tienen la imagen sobre la superficie de espuma, la aparición del móvil para tomar una foto del asunto y, naturalmente, el postureo, bien subiendo la foto a Instagram o al WhatsApp o a la red social favorita del usuario que, también inevitablemente (al menos la primera vez), sentirá una punzada de culpabilidad cuando se lleve la foto a la boca y estropee el cuadro. Eso si no le echa antes el azúcar y lo remueve con la cucharilla, rompiendo totalmente el encanto y tiñendo para siempre la consumición.

Única en Galicia

Por el momento, la impresora es la única que hay en Galicia. Se trata de una patente española que distribuye una empresa valenciana. Pedro la vio en su día en el programa El hormiguero y pensó que tenía que hacerse con una. Y como es muy tenaz, la máquina acabó en su local merced a un acuerdo con una empresa cafetera.

De momento, Pedro pone los cafés con el logo del local impreso sobre la espuma para que el personal vea las posibilidades, pero lo cierto es que el boca oreja va funcionando por el barrio porque, para qué engañarnos, sorprender con un café o con una cerveza así es un puntazo. Para los escépticos que puedan retraerse frente a un café que tiene tonos azules, rojos o malvas, Pedro insiste en que la tinta está elaborada con vegetales y, por supuesto tiene todas las garantías.

El hostelero de Cambre ya está empezando a descubrir que la clave para una buena reproducción está en la calidad de la espuma: «Hay que calcular bien la crema para que la tinta no se hunda y desvirtúe la imagen». Cuanto más densa, mejor. Y un consejo para los usuarios, mejor una foto clarita y bien contrastadas que una imagen oscura. El capricho, aunque tal vez lo estén pensando, no es demasiado caro. Un café normal cuesta 1,10 euros; decorado con la imagen que usted elija, 1,30. ¿En serio no se va a beber una puesta de sol por veinte céntimos?

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Sorbe tu careto (o lo que quieras) en el café