Picasso para ofendiditos

Luís Pousa Rodríguez
Luís Pousa CRÓNICAS CORUÑESAS

A CORUÑA

MARCOS MÍGUEZ

Reivindicamos a Picasso por su inteligencia creadora, no por ser un modélico padre de familia

20 sep 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

A los que, por motivos cronológicos, padecimos de niños el coñazo puritano de los curas y las monjas lo último que nos faltaba por ver en esta vida era el regreso de ese mismo puritanismo desde la izquierda. Porque toda esa cultura woke, de los ofendiditos y de la cancelación de quien se desvíe del guion políticamente correcto y pijoprogre no es más que eso: un triste puritanismo de izquierdas.

Ahora le toca el turno de la lapidación a Pablo Picasso, del que se conmemoran en el 2023 los 50 años de su muerte y a quien las hordas de ofendidas y ofendidos quieren borrar de la historia del arte por sus tortuosas relaciones con las mujeres.

A mí de Picasso me interesan en esencia dos cosas: que fue el mayor artista del siglo XX y que en A Coruña se convirtió para siempre en pintor, cuando su padre le cedió los trastos y trazó sus primeras obras maestras.