¿Ha llegado el momento de que PSOE y PP unan sus votos?

Carlos Agulló Leal
Carlos Agullo A CORUÑA

A CORUÑA

ANGEL MANSO

Con posiciones casi idénticas ante estos proyectos que precisa A Coruña con urgencia, representan a más del 60 % del electorado

24 oct 2021 . Actualizado a las 23:33 h.

Más de 200 millones de euros presupuestado en los últimos cinco años para A Coruña se han quedado sin gastar. Cierto que son pre-supuestos, pero más parecen papel mojado sobre el que se escriben promesas con las que nadie se siente comprometido. Los millones consignados y no gastados el año pasado fueron desviados seguramente a terrenos más fértiles en votos para el ministro, el conselleiro o el concejal que encontró en el desacuerdo, la falta de diligencia o la negligencia ajena el argumento para incumplir un año tras otro.

Es lo que viene pasando en A Coruña desde hace lustros con obras que son esenciales para que la ciudad no siga acumulando pérdida de peso y síntomas de esclerosis. Más de 200 millones de euros se pueden traducir en actuaciones concretas: medio Novo Chuac o un tren a Langosteira más la ampliación de Alfonso Molina. Este último es el ejemplo perfecto para ilustrar cómo se volatilizan los millones. En el año 2015 estaba todo dispuesto para que las máquinas empezasen a trabajar, pero llegó la Marea y mandó parar. Retraso sobre retraso, el proyecto volvió al cajón... y hasta hoy.

Han pasado ya más de dos años desde que el electorado decidió dar carpetazo al paréntesis de la Marea en el gobierno local. Cuatro años en los que contribuyó con contumacia a alimentar la amenaza al dinamismo y liderazgo de A Coruña. Han pasado dos años y, aunque la vuelta a la colaboración institucional ha dado algún fruto, A Coruña vive hoy un momento crítico. Si no se tomó nota de los chantajes del pasado ni se superan complejos políticos, la ciudad será incapaz de volver a coger el paso.