Sin chips, las empresas TIC tiemblan

Elena Silveira
Elena Silveira A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA

CESAR QUIAN

La carencia de componentes informáticos comienza a afectar a firmas tecnológicas

30 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Prácticamente todos los sectores económicos se están viendo afectados, de una u otra forma, por la falta de materia prima y la escasez de suministros procedentes de China y países productores de alta tecnología. Tiendas de ropa, de complementos, de alimentación, de móviles, de productos informáticos, empresas constructoras... padecen este desabastecimiento generalizado y que ha inflado el precio de algunos componentes de forma desorbitada, entre ellos los electrónicos e informáticos de alta calidad. Así que... ¿cómo está afectando a las empresas TIC que despuntan en A Coruña?

El presidente del Clúster TIC Galicia, Antonio Rodríguez del Corral, asegura que hay muchas que no se están viendo afectadas ya que ese desabastecimiento influye, sobre todo, a la fabricación de equipos. «Aunque sí lo podría hacer, por ejemplo, a la hora de dotar de ordenadores portátiles, por ejemplo, a una plantilla de trabajadores para que puedan realizar teletrabajo», explica. En todo caso, aclara que en equipamiento informático de oficina «no está siendo tan grave», aunque sí en aquellas empresas que utilizan chips especializados de baja tirada. «Muchas empresas que compraban chips a medida dejaron de hacer sus pedidos con la pandemia y, cuando volvieron a la producción se encontraron con que esas fábricas ya estaban comprometidas con otros pedidos durante plazos de más de seis meses. Así que, ahora tienen que esperar», explica Rodríguez del Corral. Recuerda que fabricar estos chips es carísimo y que los de alta calidad llegan de Taiwán. «Estas fábricas de alta tecnología son un activo estratégico. Si eras cliente y perdiste tu sitio, ahora te toca esperar», insiste. Indica que hay otras maneras de hacer chips, tanto en Europa como en Estados Unidos, pero sin las mismas prestaciones. Rodríguez de Corral, que también es director general de Zinfo.es, con sede en el edificio Citic de la Universidade da Coruña (UDC), explica que ellos han tenido problemas para desarrollar el proyecto de unas farolas inteligentes, que incorporan dos cámaras y luces led. «Nos falta un componente y, aunque lo pedimos en junio, ya nos han dicho que no nos lo podrán mandar hasta diciembre. Y como no hay alternativa o sustituto de la pieza, habrá que esperar», dice.

Otra de las empresas punteras en tecnología asentada en A Coruña es Appentra. Su directora financiera, Rosa Vázquez, indica que esta situación de escasez de componentes electrónicos e informáticos no les afecta de pleno, ya que se dedican a la fabricación de software y no necesitan en este momento renovar servidores. «Pero sí es verdad que las empresas que tienen presupuesto para hardware y software tienen que adaptarlo. Ahora están carísimas las piezas del hardware, porque esos procesadores son los que llevan dentro los microchips», indica. En este sentido, comenta que hace poco que renovaron sus equipos y tienen un precio medio de compra de hardware que mantienen. En caso de que los precios se disparen más, «tendremos que ir a una gama más baja y con menos prestaciones, aunque eso depende del margen de maniobra de cada empresa», añade.