España critica la actitud de las autoridades filipinas para esclarecer el asesinato de Diego Bello

Alberto Mahía A CORUÑA

A CORUÑA

EDUARDO PEREZ

Exteriores lamenta la falta de respuestas después de que dos de las cinco investigaciones abiertas fueran archivadas

29 jun 2021 . Actualizado a las 14:29 h.

Aunque los autores del asesinato del  coruñés Diego Bello continúan libres, el Gobierno insiste en que no cesará en su empeño y hará todo lo que esté en sus manos para que los criminales paguen por lo que hicieron. De hecho, en una respuesta dada en el Congreso a una pregunta formulada por la diputada popular Marta González Vázquez sobre la labor del Ejecutivo en el esclarecimiento del crimen, el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación asegura que desde que se produjo el homicidio, «tanto el Consulado General de España en Manila, como la Embajada de España en Filipinas y los Servicios Centrales del Ministerio, a todos los niveles, han realizado múltiples gestiones para tratar de dilucidar los motivos de la muerte».

Explica que se constituyó desde el principio un grupo de trabajo formado por altos funcionarios para dar seguimiento al caso y permanecer en contacto con la familia. En las reuniones periódicas han participado tres subdirectores, el director general de Españoles en el Exterior y de Asuntos Consulares, vocales asesores del Ministerio, el cónsul general de España en Manila y los servicios de la Asesoría Jurídica

La secretaria de Estado de Asuntos Exteriores y para Iberoamérica y el Caribe ha apoyado la creación de este grupo, que «permite mantener un contacto continuado con la familia e informar de los avances del caso».