Atrapada en el mal tiempo

He entrado en proceso de hibernación. Lo sé porque he perdido las coordenadas de espacio-tiempo


He entrado en proceso de hibernación. Lo sé porque he perdido las coordenadas de espacio-tiempo, apenas me muevo, voy vestida de la misma manera, con mallas y sudadera desde hace un mes (me cambio, ¿eh?), y apenas recorro los mismos metros de la casa y me ha dado por buscar en Booking hoteles en el Caribe. Sé que ahora a este proceso se le llama confinamiento, pero no lo es, porque me está permitido salir. «Saír de Coruña que bonito é, andar de parranda e durmir de pé» es una canción recurrente que ahora tarareo versionando la clásica como un horizonte que no llega. Hibernar debe ser esto, refugiarse hasta el extremo en el interior, porque, aun pudiendo poner un pie en la calle, la lluvia no da tregua. Agua, agua y agua. Viento, viento y viento. ¿Cuántos litros de lluvia pueden soportar los coruñeses? Parece otro reto que se suma a la pandemia, como si ya no fuera suficiente lo que hay fuera, el tren de borrascas (algunos ya lo llaman AVE) nos obliga al encierro como una tortura añadida a la desolada situación. Y como decía mi compañera Antía Díaz, alguno podría empezar a imaginarse como Bill Murray en el Día de la marmota. El tiempo interior y el tiempo atmosférico se han equilibrado en una especie de agujero negro que nos hace traspasar todos los límites. Tanto que una recuerda su infancia y no es capaz de asomar en su cabeza una lluvia semejante en los inviernos. Claro que ahora una tampoco puede concebir aquellos domingos en que de pronto nos apetecía resguardarnos con la manta en el sofá. El letargo tiene estas cosas, los días empiezan a contar como las noches y los minutos se hacen horas; por eso creo que estoy hibernando, como el resto de los coruñeses, a la espera de que un día se asome un anticiclón que nos confirme que por fin se ha acabado todo esto.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Tags
Comentarios

Atrapada en el mal tiempo