Cuarenta años después, el Gobierno «inicia» el saneamiento de la ría de O Burgo

Los mariscadores se enfrentan a tres años de inactividad y reclaman compensaciones


a coruña / la voz

Más de 40 años después de aquel agosto de 1978 en que los mariscadores de O Burgo reclamaron al director general de Pesca en su visita a Galicia el saneamiento y dragado de la ría, la Administración del Estado anunció ayer que «ha iniciado la contratación de la obra». En este larga etapa de aplazamientos y bloqueos políticos de todo signo, el sector extractivo que en la década de los 80 agrupaba a 2.000 profesionales ha quedado encogido a 49 mariscadores a pie y 29 a flote. Desde marzo no han vuelto a faenar, por delante les quedan tres años sin poder bajar al lecho de la ría y, al hilo del anuncio del ministerio, ayer remarcaron la urgencia de negociar un plan de compensaciones para paliar la falta de ingresos.

«Somos a pelota dun partido de tenis que xogan o Goberno e a Xunta para ver quen se fai cargo de nós. Non sabemos que vai pasar», explica Manuel Baldomir, portavoz de los mariscadores a pie, perplejo aún por el plantón que recibieron de las Administraciones en un encuentro reciente convocado en la cofradía de Oza para hablar de las ayudas. «Non se presentou ninguén, nin de Costas, nin da Xunta nin da Delegación do Goberno. Nós xa estamos afeitos a ter que loitar como jabatos para todo, pero que nos ignoren é o peor», lamenta el portavoz, que apunta el doble perjuicio ocasionado «polo dano ambiental, traballando como traballamos, coa lama por riba das rodillas, e agora que nos manden para a casa sen solución», advierte Baldomir. Así y todo, celebra con cierta alegría la llegada de las máquinas al suelo de O Burgo. «Hai ben pouco falabamos de se a obra se faría ou non, porque desde a publicación do proxecto definitivo no BOE non se moveu nada», advierte el trabajador. 

Anuncio sin plazos

La incertidumbre no queda despejada en el comunicado del Ministerio de Transición Ecológica, que no concreta plazos para la licitación ni en qué fase se encuentra el trámite administrativo para la contratación de la obra. Relata el Gobierno, eso sí, los últimos escollos derivados de la suspensión del marisqueo a fin de no interferir en los trabajos de regeneración, una condición que motivó la discrepancia de la Xunta y que finalmente se resolvió con una orden de la Consellería do Mar que puso fin el 28 de septiembre a la actividad extractiva. «Dado que finalmente la publicación de la citada orden garantiza suficiente y adecuadamente la plena disponibilidad de los terrenos, se inicia el expediente para su contratación», resuelve el equipo de la ministra Teresa Ribera.

Detalle de la información publicada el 19 de agosto de 1978 sobre la visita a Galicia del director general de Pesca Marítima y su reunión con los mariscadores de la ría de O Burgo, en la que el portavoz del Gobierno les promete abordar «los trabajos de limpieza, dragado y recría a finales de este mismo mes».
Detalle de la información publicada el 19 de agosto de 1978 sobre la visita a Galicia del director general de Pesca Marítima y su reunión con los mariscadores de la ría de O Burgo, en la que el portavoz del Gobierno les promete abordar «los trabajos de limpieza, dragado y recría a finales de este mismo mes».

Con más detalle informa de las características de los trabajos, presupuestados en 48,5 millones de euros y financiados al 80 % por la Unión Europea con 38 millones procedentes de la partida asignada a la estación depuradora de Santiago y redirigida al saneamiento de O Burgo. La vigencia de los fondos Feder, hasta el 2023, y del estudio del impacto ambiental, que prescribe en el 2022, exigía un acuerdo entre Madrid y Santiago que de no producirse tiraría la inversión por la borda.

El dragado ocupará 26 meses para liberar 583.337 metros cúbicos de la zona interior de la ría, de los que 185.690, procedentes de los canales y bancos marisqueros, se utilizarán para restituir las condiciones hidrodinámicas en la zona intermareal, los bancos y el fondo de la laguna de Culleredo. Los sedimentos del área exterior se depositarán en la playa de Santa Cristina.

El proyecto garantiza la preservación de los hábitats de las aves invernantes y las praderas de fanerógamas (227.310 metros cuadrados) de las marismas de la margen de Culleredo. Prevé recoger las especies marisqueras (berberecho y almeja fina, babosa y japonesa) para resembrar con semilla de vivero; trasplantar la fanerógama marina (Zostera noltii), y eliminar especies invasoras como el carrizo de la Pampa (Cortadeia selloana). Un plan de control ambiental vigilará que se cumpla durante 10 años.

La Xunta responde a Madrid que «el único anuncio que vale es la licitación en el BOE»

El inicio del expediente de contratación de la obra de dragado de los sedimentos que ahogan la vida en la ría de O Burgo no vino acompañado de compromiso o estimación aproximada del tiempo que tendrán que esperar los mariscadores y vecinos para ver los trabajos adjudicados a la empresa que se haga con el concurso. Ni siquiera un plazo para la licitación, que deberá aprobar el Consejo de Ministros antes de su publicación en el Boletín Oficial del Estado. «Polo que nos dixeron, cinco ou seis meses farán falta para que as empresas presenten as súas propostas, a Administración as valore, elixa á adxudicataria, abra o período de alegacións e remate o procedemento», explica el representante de los mariscadores a pie, Manuel Baldomir. 

«No hay excusa»

La Xunta tampoco está conforme. «El único anuncio que vale es la licitación en el BOE o en la plataforma de contratos del sector público», apuntan desde la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade. El Diario Oficial de Galicia publicó en septiembre el certificado que exigía el Gobierno como requisito imprescindible para sacar la obra. «El proyecto constructivo está aprobado, con declaración de impacto ambiental, y los presupuestos del Estado en vigor contienen la partida. No hay excusa para no licitar la obra de inmediato en el BOE», anota la Xunta.

Por su parte, el delegado del Gobierno, Javier Losada, indicó que la publicación de la citada Orden de la Consellería do Mar garantiza suficiente y adecuadamente la plena disponibilidad de los terrenos en los que se han de ejecutar las obras, a los efectos previstos en la Ley de Contratos del Sector Público, «con lo que el Gobierno también cumple su parte con la apertura del expediente para su contratación». «Cumplimos ya en los Presupuestos Generales del Estado, en cuyo anteproyecto hemos reservado 20 millones de euros para iniciar la ejecución de la obra en el próximo año», concluyó Losada.

El alcalde de Culleredo, José Ramón Rioboo, saludó la «gran noticia» del inicio de la tramitación con objeto de saldar «una demanda histórica», para la que defendió de forma reiterada la inclusión de las partidas presupuestarias necesarias.

También en A Coruña

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Cuarenta años después, el Gobierno «inicia» el saneamiento de la ría de O Burgo