Así se celebran 134 negativos

Alegría desbordada y bailes en el centro gerontológico de La Milagrosa al conocer el resultado de las pruebas del coronavirus entre los usuarios y los trabajadores: ni un solo infectado


Fueron a darles ánimos. Y se los encontraron súper animados. A las doce de la mañana del sábado varios vehículos de Protección Civil se situaron delante del complejo gerontológico La Milagrosa. Los voluntarios hicieron sonar sus sirenas y palmas para transmitir fuerza a los trabajadores y usuarios del centro y les llevaron unos diplomas como premio a su esfuerzo. Pero se encontraron con el milagro de la Milagrosa, todo el mundo estaba feliz. «Fue un cúmulo de circunstancias, apenas tres horas antes nos habían dado el resultado de las pruebas del coronavirus y todas dieron negativo», explica José Carlos Millán Calenti, director del complejo y catedrático de Geriatría.

Usuarios y trabajadores del centro gerontológico La Milagrosa celebraron con alegría infinita los resultados negativos de las pruebas realizadas por personal del Chuac el viernes de la semana pasada para detectar la posible presencia de coronavirus en la residencia dirigida por el catedrático de Geriatría José Carlos Millán Calenti
Usuarios y trabajadores del centro gerontológico La Milagrosa celebraron con alegría infinita los resultados negativos de las pruebas realizadas por personal del Chuac el viernes de la semana pasada para detectar la posible presencia de coronavirus en la residencia dirigida por el catedrático de Geriatría José Carlos Millán Calenti

El viernes por la mañana dos unidades de medicina preventiva del Chuac acudieron a la instalación armados con sus PCR. Iban tan protegidos que ni se les reconocía. Tomaron muestras a los 70 trabajadores y a los 64 residentes. Fueron unas horas de bastoncillos y bastones. 24 horas después los llamaron para confirmar los 134 negativos. «Avisé al personal y por megafonía les di la noticia a todos mientras enviaba un correo a las familias. La alegría fue tremenda», apunta Millán, que analiza las razones de este resultado. «Nos confinamos antes del estado de alarma. Tomamos muchas medidas, como el registro permanente de la temperatura por infrarrojos. Evitamos la entrada de familiares y proveedores, que dejan la mercancía en la puerta y después pasa una cuarentena. A los trabajadores les dimos mascarillas desde el principio, que nos confeccionaron unas modistas de Carballo. El uniforme de trabajo se lava en el centro, nadie va ni viene de casa con esa ropa… Todas estas medidas se siguieron con pulcritud y todo el esfuerzo que hemos hecho fue compensado. Pero la suerte es un factor también importante y no podemos bajar la guardia», destaca el experto. Hay trabajadores que no van a dormir a sus casas por temor al contagio y residentes que tiemblan cada vez que oyen hablar del covid. Pero tras los 164 negativos les cambió la cara. Lo celebraron cargados de positividad. Milagrosa noticia.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Así se celebran 134 negativos