La UDC recurre al Igape para financiar el primer centro de la Ciudad de las TIC

El proyecto de la sede de Fabricación Avanzada se presentará el 9 de marzo a una convocatoria de ayudas públicas para empezar a funcionar a finales del 2021


A Coruña / la voz

Sin concreción aún en las inversiones, las empresas o el modelo de gestión, pero con las llaves ya del lugar que ocupará en Pedralonga, la Ciudad de las TIC ha empezado a sustanciarse. Pasado el mediodía de ayer, apenas una hora después de que la caravana militar de la Brilat cruzase por última vez el emblemático pórtico de la fábrica de armas, el gobierno local y la Universidade da Coruña (UDC) escenificaron la nueva etapa con una visita institucional al complejo y un acto en la antigua biblioteca, donde la alcaldesa, Inés Rey, y el rector, Julio Abalde, trazaron la hoja de ruta y el significado del proyecto.

Si el calendario previsto se cumple, a finales del 2021 abrirá sus puertas el primer centro tecnológico de los 20 que integrarán este polo de innovación que aspira a convertirse en referencia en el ámbito de la inteligencia artificial en España y del que Julio Abalde habló por vez primera en la reunión del claustro del 14 de diciembre del 2018. En estos 14 meses, la concesionaria Hércules de Armamento abandonó las instalaciones, se formó el nuevo Gobierno en Madrid y el Ministerio de Defensa firmó la cesión a la UDC por 25 años del suelo empresarial de Pedralonga, que abarca casi 50.000 metros cuadrados construidos y podría desarrollar, de acuerdo con el planeamiento urbanístico, 489.000 metros.

Los nuevos usos del complejo industrial de Pedralonga. El área central de la parcela acogerá el parque empresarial, de acceso restringido. Al oeste, un parque abierto a los vecinos. Al sur, escuela infantil, zona deportiva, comedor y espacios compartidos.
Los nuevos usos del complejo industrial de Pedralonga. El área central de la parcela acogerá el parque empresarial, de acceso restringido. Al oeste, un parque abierto a los vecinos. Al sur, escuela infantil, zona deportiva, comedor y espacios compartidos.

La construcción material del nuevo ecosistema implicará a grupos de investigación en urbanismo, construcción, ingeniería, historia y arquitectura de la universidad. «A Cidade das TIC desatascará A Coruña», afirmó la alcaldesa, que situó el proyecto en la estela de los grandes motores de progreso de la ciudad, como la Fábrica de Tabacos, las líneas de transporte marítimo y la conexión por ferrocarril con Ponferrada. «Non é este un acontecemento máis, senón un paso esencial da cidade para gañar o futuro», subrayó Inés Rey.

El Centro de Fabricación Avanzada (CFA), que recibirá a los primeros investigadores en el plazo de dos años, ocupará uno de los barracones de la parte baja del complejo industrial, colindante con Alfonso Molina, en un área de edificios dedicados a coworking, vivero y acelerador de empresas, formación, y servicios comunes de cafetería, comedor, escuela infantil y gimnasio, entre otros usos sociales. El equipo de Abalde presentará el 9 de marzo el proyecto del CFA a una convocatoria de ayudas del Igape, que se resolverá en un par de meses, según las bases, de forma que a lo largo del último trimestre de este año podrían arrancar las obras en las naves.

La iniciativa coruñesa, concebida para una inversión de 22 millones de euros, según las cifras aportadas en el 2018, se inscribe en un marco global de estrategias de desarrollo tecnológico y digital a medio plazo diseñadas por las Administraciones europea, española y gallega, subrayó Abalde, que aludió a la capacidad de Pedralonga para vertebrar la actividad TIC en Galicia con la creación de 2.500 empleos nuevos y un incremento de las exportaciones del 250 % en el período 2019-2022. «¿Y por qué en A Coruña?», planteó el rector en la biblioteca desmantelada ante buena parte de su equipo y del de su compañera socialista y alcaldesa, que lo acompañó en la recepción de la fábrica. 

Abierto a los vecinos

En primer lugar, razonó, por la fortaleza del sector en la comarca coruñesa, que factura el 50 % del volumen de negocio de las empresas en Galicia, estimado en 2.643 millones de euros anuales. Y en segundo término, dijo, por la potencia de sus instituciones tecnológicas, desde la Facultade de Informática hasta el Citic, centro de investigación singular, ambos de la UDC, o el Instituto Tecnolóxico de Galicia, de titularidad privada.

«Preocúpanos a mobilidade. Pretendemos que a Cidade das TIC non sexa un recinto pechado», afirmó el rector sobre las alternativas que manejan para facilitar la entrada de los vecinos a la nueva urbanización, a sus zonas verdes y edificios de servicios comunes -los centros de empresas estarán protegidos-, a través de la pasarela de Palavea y de otro acceso peatonal en la zona superior. Sobre las conexiones con el resto de la ciudad y el área metropolitana a través del transporte público, Julio Abalde garantizó enlaces «en 10 ou 15 minutos co centro urbano e as estacións de tren e autobús polas liñas 1A, 20 e 22».

Con las llaves de Pedralonga en sus manos, el gobierno de la UDC depende ahora de convocatorias de ayudas públicas y del capital privado que estén dispuestas a aportar las empresas, para integrarse en un complejo ecosistema de investigación, innovación y desarrollo tecnológico.

Una inversión millonaria

El proyecto de la Ciudad de las TIC nace con una inversión prevista de 22 millones de euros, plantea la creación de 2.500 empleos nuevos y calcula que supondrá un incremento de las exportaciones en el sector del 250 % en cuatro años.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

La UDC recurre al Igape para financiar el primer centro de la Ciudad de las TIC