Ojo al parche, que es de placenta

El banco de tejidos del Chuac procesa las donaciones de membrana amniótica para intervenciones oftalmológicas

Unidad de Criobiología (Chuac)
Unidad de Criobiología (Chuac)

A CORUÑA

La córnea no es el único material que se puede donar para ayudar a otras personas a recuperar la visión. El banco de tejidos del Chuac trabaja también con otras donaciones destinadas a cirugía oftalmológica, como el blanco de los ojos. Es la esclera, que juega una función fundamental para algunos pacientes con glaucoma, a los que se les inserta una válvula para drenar líquido y, en ocasiones, debe protegerse para evitar obstrucciones, algo que se hace precisamente con esta capa ocular.

El año pasado hubo dos donantes propios en el Chuac y se extrajeron 39 fragmentos de esclera que ayudaron a 22 pacientes, solo siete de ellos del área coruñesa.

Sucede algo parecido con otro material, la membrana amniótica. Se utiliza, básicamente, a modo de apósito para pacientes que tienen una úlcera corneal, una infección o van a ser sometidos a un trasplante especialmente complejo.

Seis partos, suficientes

«La placenta es magnífica por su capacidad para estimular la regeneración», explica Jacinto Sánchez. El último año, hubo en el Chuac cuatro donantes y de su membrana amniótica se extrajeron 163 fragmentos que ayudaron a la curación de 118 pacientes, 103 de ellos de fuera del área de actividad del complejo coruñés.

«Con seis partos al año somos capaces de cubrir todas las necesidades de Galicia», indica el coordinador del banco, ya que de una sola placenta se pueden lograr entre 30 y 40 parches.

«Ninguna mujer a la que se lo hayamos pedido ha dicho que no a donarla», subraya Sánchez. Generalmente, a medida que van descendiendo las reservas, acuden a las futuras madres para solicitarles su ayuda y explicarles el proceso. Suelen ser embarazadas con cesáreas programadas, ya que así se evita cualquier posibilidad de que se produzca algún tipo de contaminación en el canal del parto. 

Ojos coruñeses para Vigo

R. DOMÍNGUEZ

Las donaciones en el Chuac, el 70 % de todas las de Galicia, acaban con la lista de espera para trasplante de córnea.

Si los trasplantes de órganos son una seña de identidad del Chuac, las donaciones de tejidos también han vuelto a destacarse en su balance de actividad. El récord de solidaridad del 2019 ha permitido, por ejemplo, que «nuestro centro no tenga demora en trasplante de córnea», explicó el coordinador coruñés, Fernando Mosteiro. Y como el regalo anónimo no entiende de fronteras ni enfrentamientos, llega más allá de los límites del área sanitaria coruñesa: gran parte de los tejidos que conserva el banco ubicado en el Hospital Teresa Herrera van a parar a pacientes atendidos en otros centros. En el último año, sobre todo a los vecinos de Vigo.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ojo al parche, que es de placenta