La zarzuela regresó con Borja Quiza

El barítono, arropado por la Orquesta Gaos y acompañado de la soprano Carmen Solís y la bailarina Verónica Torres, bajo la dirección de Fernando Briones, llenó María Pita hasta los topes

A. A.
A CORUÑA / LA VOZ

La música conquistó ayer el corazón de la ciudad, devolviendo la magia a las noches de María Pita. El tiempo acompañó y el barítono Borja Quiza deleitó a su público, que llenó la plaza, los soportales y las escaleras de San Jorge hasta los topes. El artista estuvo arropado por la Orquesta Gaos, que inició las celebraciones de su décimo aniversario con este concierto, bajo la dirección del maestro Fernando Briones.

Era la tercera vez que Borja Quiza se subía al escenario en las fiestas de A Coruña, y lo hizo con un programa dedicado a la zarzuela. «Actuar en María Pita impone, sobre todo porque no deja de ser mi ciudad, con la carga emocional que eso supone, pero en positivo. Aquí más que en ningún otro sitio, porque uno echa un ojo al público y al 30 % de la gente la conoce, algo que lo hace muy especial», explicó Borja Quiza ayer en el programa Voces de A Coruña de Radio Voz.

La de este lunes fue una velada popular, al aire libre, para los amantes de la zarzuela, lejos de los teatros o del Palacio de la Ópera, algo no muy habitual en la noche coruñesa, que Quiza y la Orquesta Gaos aprovecharon para regalar un recital muy esperado y dejar alto el pabellón musical herculino. «Me apetecía mucho hacer una gala lírica en María Pita, y sobre todo zarzuela, porque creo que hay mucho gusto por la zarzuela en esta ciudad. Es verdad que aquí hay pocas oportunidades de ver producciones de este género, y la gente lo demanda mucho», destacó ayer Quiza.

La extremeña Carmen Solís, soprano de muy alto nivel y habitual en el Teatro de la Zarzuela de Madrid, acompañó al barítono desde los primeros fragmentos, escogidos de El barberillo de Lavapiés. Con estos nombres de referencia en la música culta, el público coruñés se deleitó al escuchar preludios, intermedios de zarzuela, romanzas, romanzas con coro, etcétera. os números más conocidos que sonaron ayer en María Pita fueron Mi aldea, de Los gavilanes; ¿Dónde estarán nuestros mozos?, de La del soto del parral, y La canción de la paloma, de El barberillo de Lavapiés, que cantó estupendamente Carmen Solís.

La sorpresa vino de Verónica Torres, bailarina española de primerísimo nivel y esposa de Quiza. La artista hizo de solista con las castañuelas y los palillos en un par de intermedios orquestales, al más puro estilo Lucero Tena.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La zarzuela regresó con Borja Quiza