El PSOE pasó de caer en barrena a gobernar María Pita en dos años

La victoria de Sánchez, los errores de la Marea y el empuje de Rey salvan al partido de su crisis más profunda


A Coruña

En enero del 2017, para el PSOE de A Coruña pintaban bastos. La encuesta de Sondaxe, la misma que en los últimos meses vaticinó con acierto su recuperación y gobierno, les daba por entonces cuatro ediles, un récord a la baja. En aquel enero, la encuesta les daba una caída de cuatro puntos, hasta el 14,4 %, a años luz del 36 % que tendría la Marea, a la que Sondaxe otorgaba 11 ediles.

Esas cifras, con casi medio mandato superado, parecían sentenciar a los socialistas, que iban camino de tener un solo papel político: el de apoyar a la Marea.

La recuperación parecía además imposible, ya que el partido atravesó una serie de profundas crisis internas. El entonces portavoz, José Manual Dapena, dimitió al saber que su predecesora, Mar Barcón, se había entrevistado en secreto con Xulio Ferreiro para intentar negociar un acuerdo de gobierno. Su marcha desencadenó a su vez la de Barcón de la secretaría general, y la gestora nombrada tras su dimisión apenas logró enderezar el rumbo.

El nuevo portavoz, José Manuel García, se encontró con un grupo municipal fracturado y un partido sin músculo que, incluso aunque hubiese tenido más peso dentro ?entró en la candidatura como independiente?, apenas habría podido serle de ayuda.

García hizo un discurso efectivo cuando su partido retiró la confianza del pleno a Ferreiro, pero la Marea siguió llevando la iniciativa y los socialistas acabaron por apoyar su presupuesto del 2018 casi sin condiciones. Estaban cansados de que les acusasen de bloquear, y querían demostrar que los problemas del equipo de Ferreiro eran solo suyos.

Los errores de la Marea durante la primera mitad de mandato empezaron a pasar factura. Aunque el PP llevó la iniciativa, el PSOE no flaqueó al denunciar las irregularidades en el caso de la compra irregular de vivienda, la baja ejecución de obras, y los problemas de los servicios que se quedaban sin contrato.

La llegada al Gobierno de Pedro Sánchez, moción de censura mediante, insufló ánimos en las filas socialistas y les dio protagonismo. Hasta entonces, el control por el PP del Gobierno central y el autonómico había permitido a la Marea plantear un discurso sin grises, o se estaba con ellos o se estaba con los populares, lo que dejaba escaso margen de maniobra al PSOE. Pero la llega de Sánchez al Gobierno distorsionó el discurso del partido de Ferreiro que, con matices, llegó en ocasiones a sumar sus críticas contra los socialistas a las del PP.

Las primarias del PSOE demostraron la recuperada energía del partido en A Coruña, con una participación mayor que en la Marea. La juventud de la ganadora, Inés Rey, añadió un plus de renovación que se sumó a que no estaba tiznada por las periódicas crisis internas socialistas.

Las sufrió a partir de aquel momento, pero salió de ellas en pie, y a principios de año las encuestas ya advertían una fuerte bajada de la Marea y una recuperación socialista. La tendencia se consolidó con la victoria electoral de Pedro Sánchez. Según el propio Xulio Ferreiro las elecciones generales fueron un factor determinante, pero en la campaña de las municipales no fueron capaces de corregir esa tendencia.

El PSOE partía con la ventaja del éxito de Sánchez, pero lo consolidó durante los 15 días previos a los comicios al mismo tiempo que se fortalecía la imagen de su candidata. Rey terminó la carrera electoral como la candidata mejor valorada de las que tenían posibilidades de gobernar.

En los días previos evitó entrar en la confrontación directa con Ferreiro, que daño su propia imagen personal cuando centró sus críticas en el PSOE y en el BNG, los mismos partidos que le habían permitido gobernar.

El desgaste del alcalde, sumado a la mala valoración de su gobierno, le sacaron de la carrera electoral. El botín no pudo recogerlo el PP, lastrado por la debacle del partido en el escenario nacional, el crecimiento de Ciudadanos y la presencia de Vox. Sí pudo aprovechar ese espacio el Partido Socialista, que en A Coruña ha pasado de que le dieran por muerto a llevar el bastón de mando.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El PSOE pasó de caer en barrena a gobernar María Pita en dos años