Dormir con el sonido del río

Estas casas junto a un antiguo molino de Paderne son parte de la nueva ola de alojamientos


A Coruña

Para llegar a Muiños do Mainzoso hay que atravesar un pequeño bosque en el medio de Paderne. Justo a mano derecha, una pendiente entre árboles desemboca en estas casas pegadas al río Mandeo. De fondo solo se escucha el sonido del agua. En otra época era la vivienda que acompañaba al molino. Ahora forman parte de la oferta de alojamientos rurales de la comarca. «Hay mucho turismo de invierno: muchas personas que viven en un piso y buscan un lugar para desconectar y reunirse», explica Laura Mosquera. Ella y su marido, Ángel Botana, son los propietarios de este espacio. La finca se compone de una casa principal y un loft. Las dos viviendas tienen cocina y todo lo necesario para aislarse del mundo por unos días. «Vienen muchas familias, parejas y grupos de amigos. Para fin de año, por ejemplo, ya está ocupado desde hace tiempo». 

Tranquilidad

En este espacio, el protagonista se reparte entre la decoración de las casas, «que sea rural no significa que sea viejo, sino todo lo contrario», y el entorno. «La gente valora mucho el río y, en verano, por ejemplo, el hecho de que te puedas meter en la cascada», asegura. «Hay gente que viene para hacer desde aquí rutas de senderismo. El otro día dos mujeres hasta se pusieron a hacer yoga en el puente que cruza el río desde la casa», cuenta Laura. La responsable de este alojamiento distingue dos tipos de público: el de verano, donde mandan los extranjeros, y el de invierno, donde la gran parte de los viajeros son gallegos. «Aquí la experiencia es lo más importante. Que puedas pasear entre la naturaleza, sentarte a leer un libro, es algo que los clientes valoran mucho. Hay gente que nos comenta que es increíble que haya un sitio en el que puedas sentir esta calma y estar casi aislado, y al mismo tiempo tener Betanzos y todo lo que necesitas a un paso», asegura Laura, a la que no le extraña que la comarca se posicione como lugar de descanso: «Esta zona tiene mucho más potencial del que pensamos».

La propietaria de estas casas en medio de un bosque asegura que a su alojamiento llegan muchas personas que buscan un lugar para desconectar, sobre todo durante el invierno, aunque en verano los visitantes aprovechan el río para darse un chapuzón.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Dormir con el sonido del río