Un cambio de formato deja a los usuarios sin tarjetas Millennium

Los nuevos dispositivos no podrán entregarse hasta finales de la próxima semana o principios de la siguiente. El alcalde aseguró hace dos años y medio que tenían intención de sustituirla porque «non é compatible con nada»


a coruña / La Voz

Las personas que durante la jornada de ayer se acercaron a los tres puntos habilitados para realizar los trámites de la tarjeta Millennium con la que poder acceder a descuentos en el transporte público, entre otros servicios, tuvieron que regresar a sus casas con las manos vacías. Una trabajadora de la oficina de la estación de autobuses explicó que el problema reside en un cambio de formato que se está llevando a cabo en los dispositivos, y por tanto, «non podemos tramitar novas altas ata que non recibamos as tarxetas». Quienes acudan al Ágora, la estación de autobuses o la oficinas de María Pita durante los próximos días se encontrarán con el mismo inconveniente, ya que desde el teléfono de información 010 explicaron que no creen que reciban las tarjetas con el nuevo formato hasta «finales da próxima semana ou incluso principios da seguinte».

La imposibilidad de conseguir una nueva tarjeta Millennium no hizo, sin embargo, que se repitiesen escenas con grandes colas de usuarios como las vividas hace un par de años, cuando un problema informático y la escasez de personal para atender en las ventanillas en las estación de la calle Caballeros generó un retraso de hasta cinco días en la entrega de las tarjetas.

Fuentes municipales aseguran que se trata de un problema recurrente de previsión, ya que la falta de suministro se ha convertido en algo habitual en estas fechas durante los últimos años. Desde la oficina de la estación de autobuses informaron a las personas que protestaron ante el retraso en la entrega de sus tarjetas de que tienen la posibilidad de acudir a una oficina de Abanca y hacer allí otra similar, que depende de la Xunta y con la que se obtiene el mismo descuento en los viajes en los autobuses urbanos. Además, recomendaron llamar durante las próximas semanas al teléfono 010 para confirmar si ya están disponibles las nuevas antes de dirigirse a cualquiera de los puntos de tramitación.

Algunos de los usuarios que pasaron a lo largo de la mañana por la oficina de la estación de Caballeros evidenciaron su malestar por la situación. «Hacer otra tarjeta no es la solución. Ya no es la primera vez que tengo alguna incidencia similar con ella y siempre son problemas», se lamentó Julia, que había acudido a renovar la suya ante un fallo de funcionamiento. Diego Rodríguez se resignó al conocer la situación. «Vengo desde Novo Mesoiro y me fastidia tener que marcharme sin poder arreglar nada. Habrá que esperar hasta septiembre o hacerse una en el banco. No hay más remedio», comentó. Quien sí encontró solución a su problema fue Laura, que acudió a renovar la suya y no tuvo «ningún inconveniente».

Desde el gobierno local indicaron, sin precisar el número de afectados, que «o departamento de Mobilidade Sostible está ultimando todo o proceso de transición que derivará na distribución, en breve período de tempo, dunha nova estrutura interna da tarxeta Millenium, o que derivou en situacións puntuais de desabastecemento das vellas tarxetas nalgúns dos seus puntos de tramitación, algo do que ten constancia o Concello e que será emendado».

El alcalde aseguró hace 2 años que quería sustituirla por falta de compatibilidad

Las tarjetas Millennium nacieron con el objetivo de hacer más fácil la vida de los coruñeses. Es la llave para pagar los viajes de autobús urbano a precios más reducidos que los de la tarifa estándar, sirve para utilizar los servicios de las bibliotecas municipales, y según se informa en la página web del Ayuntamiento «en breve» podrá usarse también para realizar trámites administrativos desde los ordenadores personales, reservar instalaciones municipales e incluso para sacar entradas para conciertos.

En febrero del 2016, el alcalde, Xulio Ferreiro, aseguró en Radio Voz que la concejalía de Mobilidade estaba buscando una tarjeta que sustituyese a la Millenium porque «non é compatible con nada». Dos años y medio después, la tarjeta continúa vigente e incluso tiene asignadas más funciones que antes.

Un error del 7 %

Las tarjetas Millennium tienen un porcentaje de error del 7 %, similar al que poseen las de crédito o débito. Pero su uso continuado, así como la cercanía a dispositivos móviles que dañan las bandas magnéticas disparan el número de averías y obligan a sustituirlas con mayor frecuencia.

El descuento mínimo que ofrece este tipo de tarjeta es de 45 céntimos por viaje en cualquiera de los autobuses urbanos de la Compañía de Tranvías (de 1,30 a 0,85 euros); pero escolares, pensionistas, universitarios, desempleados y discapacitados cuentan con un descuento mayor que les permite realizar sus trayectos dentro de la ciudad a un coste de 0,33 euros, lo que supone un ahorro de 97 céntimos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

Un cambio de formato deja a los usuarios sin tarjetas Millennium