Poca cárcel para muchas expectativas

Solo una pequeña parte del edificio será accesible, el resto seguirá cerrado y sin fondos para su rehabilitación


A Coruña / La Voz

Van siete años desde la última vez que la antigua prisión provincial abrió al público, siete años de constante deterioro y de lío entre Administraciones sobre una titularidad no resuelta. Ahora, con un cesión provisional, abrirá de nuevo desde el próximo día 4 de agosto. La apertura, con todo, será de un espacio mínimo, quien pretenda visitar celdas, patios y panóptico tendrá que esperar quién sabe todavía cuántos años.

La restauración que se hizo del inmueble no fue tal, sino una mínima intervención para asegurar un pequeño espacio de poco más de 150 metros cuadrados. Tampoco fue esa obra muy delicada, como recordaba ayer Tono Galán, de Proxecto Cárcere, entidad encargada de la gestión. Tubos de plástico atornillados a las paredes y antigua cartelería arrancada de sus sitios y tirada de mala manera. «Un arrase total», resumió Galán. «A recepción do cárcere non foi o que tiña que ter sido», dijo. El inmueble estaba sucio y en mal estado y la asociación lleva dos meses limpiándolo, poniéndole un baño adaptado y una rampa de madera para personas con movilidad reducida. La entidad pone toda la voluntad para revivir el espacio, pero medios no hay para ir más allá.

Los voluntarios acuden puntuales a echar una mano para adecuar el espacio, que estará en uso desde el próximo día 4, aunque no habrá un horario fijo. Se abrirá cuando se pueda y cuando haya actividades programadas. En Proxecto Cárcere nadie cobra para estar allí permanentemente, se irá informando mes a mes de un contenido que se decide de modo asambleario. Por ahora se sabe que habrá encuentros allí con antiguos reclusos, a propuesta de la Comisión pola Recuperación da Memoria Histórica, y que allí ensayarán los Kilomberos de Monte Alto, pero cualquiera puede proponer una actividad siempre que se adecúe al limitado espacio disponible. «Este é un proxecto coherente que busca crear unha fórmula de convivencia», indicó Galán, que lamentó el cerca del 60 % del mobiliario que se deterioró durante las obras, y quien destacó que la entidad en la que está es autónoma políticamente: «No queremos favores de ninguén».

Pendiente de resolver la demanda del PP por la adjudicación

La adjudicación del uso de la cárcel nació con polémica incluida, la generada por las acusaciones del PP a la Marea de haber entregado el edificio a dedo a una asociación afín a la que estaban vinculados varios ediles. El PP acabó llevando el asunto a los tribunales, pidiendo la anulación del proceso. Esa demanda la ampliaron los populares recientemente porque, decían, lo que se está haciendo allí tampoco se ajusta a lo que venía en los pliegos.

No es el único pleito relacionado con la cárcel. Además, se dirime en los tribunales desde hace años si el Ayuntamiento tiene que pagar o no un millón de euros a Interior, según se firmó en el 2005, por recuperar la titularidad del inmueble.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Poca cárcel para muchas expectativas