No vale mirar hacia otro lado


Tres de la madrugada de una noche de verano tardío, el otoño está al acecho y con él el inicio de la rutina de un nuevo curso escolar. De repente, un ruido consigue alertarme y levantarme de cama. El runrún aumenta cuanto más me acerco al ventanal del salón, miro hacia abajo y allí están: centenares de jóvenes disfrutando de la noche, unos abrazados, otros riendo, saltando, cantando... Muchos de ellos con vasos de plástico en sus manos, otros alrededor de unas bolsas por las que asoman cuellos de botella que marcan el centro del grupo.

Puede ser un jueves, un sábado o quizás San Juan, o que ha finalizado la selectividad o... qué importa el día, pero lo que es seguro es que abajo en el parque hay botellón.

En algo estamos fallando como sociedad, como educadores, como generadores de opinión y principalmente como padres cuando nuestros jóvenes, el futuro de nuestra sociedad, desde una edad cada vez más temprana comienzan a ingerir bebidas alcohólicas.

Los datos que se manejan a nivel gallego son demoledores e indican que tres de cada diez adolescentes gallegos, de entre 14 y 18 años, han consumido alcohol de forma intensa en el último mes. Si nos centramos en el tramo de 16 a 17 años, el 50 % ha consumido alcohol en el último mes, pero todavía es más alarmante la edad de inicio, que se sitúa en los 14 años.

El problema se agudiza si tenemos en cuenta que, además del propio efecto nocivo del alcohol sobre la salud y el desarrollo, en ocasiones su consumo lleva parejo conductas de riesgo como agresiones, relaciones sexuales sin protección, inicio en el consumo de estupefacientes, conducción de vehículos de motor bajo sus efectos...

El éxito de la lucha contra el tabaco y el cambio social generado en los últimos años nos marcan el camino que debemos seguir. No vale mirar hacia otro lado. Es una lucha de todos, un cambio en nuestros hábitos sociales y en la percepción del alcohol dentro de la sociedad y la familia. Nos estamos jugando mucho.

Mientras voy rumiando mis pensamientos, me meto en cama...

-¿Qué pasa?

-Nada, el botellón.

-Y.. el niño ¿ha llegado?

­-Todavía no...

Autor J. M. Fandiño Coordinador de Urgencias del Chuac

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
70 votos
Comentarios

No vale mirar hacia otro lado