Próxima parada: ¿Meicende?

El retraso para el 2015 de la parada del autobús impacienta a los vecinos que llevan más de treinta años esperando


arteixo / La Voz

Ser de Meicende siempre imprime carácter. Sus vecinos lo saben, por eso aseguran que no están dispuestos a renunciar por lo que llevan años luchando. Prueba de ello, es que en la localidad no se habla de otra cosa: «¿Que? ¿O bus para cando?», increpa Hortensia a Arturo Rabuñal y Amparo Gabín, integrantes de la asociación San Xosé Obreiro. «Non depende de nós», responden.

Y es que la impaciencia es palpable en esta localidad en la que los propios vecinos reconocen que hacen más vida en A Coruña que en Arteixo. «Tés o mercado das Conchiñas a tres quilómetros e aí tés de todo, mentres que Arteixo queda a oito quilómetros», asegura Arturo que sabe de los inconvenientes de los vecinos que tienen que desplazarse hasta la parada situada en la rotonda de la refinería. «Ves á xente maior cargada con bolsas que volvan do mercado das Conchiñas. Algún deles non teñen moita mobilidade e cando chove é moito peor porque teñen que ir andando ata as súas casas, algunhas poden estar a preto de dous quilómetros», explica Arturo.

«Xa hai máis de 30 anos que os veciños de Meicende piden unha parada do bus. Recordo que don José, o párroco de Pastoriza, que morreu hai máis de trinta, xa tratara de que o bus chegara alí», comenta Amparo, que sabe también que si no consigue una parada para el bus, nada se podrá hacer después. «Se non para agora, xa non para máis», sentencia.

La asociación de vecinos no es la única que reivindica este servicio, los propios residentes no tienen pudor en reconocer que la espera les desespera. «O peor é que vemos pasar o autobús polo medio de Meicende baleiro. Ven de Nostián de recoller á xente alí, pero claro, en Nostián son poucos e aquí somos tantos que queremos que pare», se lamentaban esta semana en Meicende.

Los residentes de esta localidad entienden que la Xunta pretenda mejorar el transporte público en toda el área metropolitana, pero insisten en la necesidad de habilitar esta parada antes que cualquier otra medida. Temen que si se meten a desarrollar un plan para toda la comarca, su solución se pueda dilatar por tiempo indefinido.

Por su parte, el alcalde de Arteixo, Carlos Calvelo, mantiene su compromiso con la localidad y asegura que la reunión de esta semana ha servido para garantizar la instalación de una parada del bus urbano. Pero los vecinos ya recelan de este discurso: «Hai dous anos que nos dixeron que era inminente e os veciños están moi desanimados», asegura el secretario de la asociación, Fernando Vázquez, que no entiende el motivo de tanto retraso. «Aprobaron unha lei para iso e ademais aquí o bus pasa diante de nós, non hai que crear ningunha liña nova», concluye.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Próxima parada: ¿Meicende?