La Primitiva de los 4,7 millones tiene por ahora 130 «dueños»

La búsqueda trae de cabeza a Ayuntamiento, Loterías y reclamantes


a coruña / la voz

Por el momento, pues esto parece no tener freno, hay 130 personas de todos los rincones de Galicia que dicen ser los dueños de la Primitiva perdida y premiada con 4,7 millones de euros. Todos, sin excepción, apostarían hasta las uñas a que el boleto es suyo. Todos dicen que sellaron el billete en la administración de lotería del Carrefour, en Alfonso Molina, el 30 de junio del año pasado o en días anteriores. Y que luego lo dejaron olvidado en el despacho de la plaza de San Agustín; si bien alguno sitúa la pérdida en otro lugar. Y así están las cosas.

Con la certeza de ser los legítimos propietarios de la Primitiva se presentaron en el Ayuntamiento coruñés -la ley de loterías pone en manos de la Administración local la búsqueda de los boletos premiados- esas 130 personas desde el pasado 13 de septiembre, que fue cuando se publicó el en BOE el extravío del billete premiado. En tres meses ha pasado de todo. Hay quien ha llegado a denunciar al delegado de Loterías en A Coruña por una presunta estafa, lo que ha obligado a este a convocar una rueda de prensa en la que descartó que ese aspirante, que llevaba un año reclamando el premio, fuera el dueño del boleto.

Y es que el hecho de que la Primitiva fuese encontrada en la administración del hermano del delegado de Loterías y que la pérdida se haya llevado en secreto durante un año y que si salió a la luz fue porque La Voz de Galicia lo contó, ha invitado a varios a pensar que puede haber gato encerrado. Pero nadie ha podido demostrar absolutamente nada, aparte de que el organismo estatal de Loterías y Apuestas del Estado tramitó la pérdida como marca la Ley y el billete fue depositado en una caja fuerte de esa entidad una vez que la policía tomó las huellas y tomó nota de las condiciones en las que se halló el boleto. Ahí sigue el papel a la espera de que el Ayuntamiento coruñés remita los expedientes de todos los que han reclamado su propiedad.

Y en todo este jaleo que se montó a raíz de la pérdida no solo se han presentado denuncias contra el delegado. Uno de los reclamantes ha llegado a presentarse en el sorteo de la Lotería Nacional celebrado recientemente en A Coruña «para sacarle los colores a más de uno».

Desde Loterías se insinuó que el boleto tiene un detalle que solo su legítimo propietario puede conocer. El problema es que cada uno que fue al Ayuntamiento durante estos 3 meses aparece con un detalle distinto. Pero nadie suelta prenda. Ni Loterías ni el Ayuntamiento dan una pista acerca de cómo van las pesquisas. Saben que el no poder dar un solo dato de cómo fue hallado el boleto, si tiene marcas, firmas o está en blanco, invita a los reclamantes a pensar en que puede ser la suya. Y así estamos.

Votación
6 votos

La Primitiva de los 4,7 millones tiene por ahora 130 «dueños»