: Buscan a un coruñés que perdió una primitiva de 4,7 millones

Un lotero halló el boleto premiado en el mostrador de la administración

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

No se sabe si es hombre o mujer. Joven o anciano. Si ata los perros con longaniza o el final de mes le llega el día 5. Lo único que se sabe es que a día de hoy no se enteró de que hace un año fue a una administración de lotería de A Coruña para comprobar si su primitiva tenía algún premio y por un pavoroso despiste dejó abandonado el billete sobre el mostrador sin llegar a averiguar si le había tocado algo o no. De no aparecer de aquí a dos años, hará multimillonario sin quererlo al que encontró el billete. Que fue el lotero. Y sobre él caerían los 4,7 millones de euros con los que está premiado el único boleto acertante de primera categoría de un sorteo celebrado en junio del año pasado.

Sea quien sea, sufrió un espantoso despiste. Una de esas distracciones que alejan a uno de una isla paradisíaca, de mandar al jefe a freír espárragos o de dormir sobre una montaña de billetes.

Hasta este lunes, que su búsqueda será publicada en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), se mantiene en secreto qué día fue encontrado el boleto y en qué administración. Se conoce dónde fue sellado, que fue en el despacho de loterías número 44 de A Coruña, ubicado en el centro comercial Carrefour de Alfonso Molina, 44. Y los números son estos: 10, 17, 24, 37, 40 y 43. Son los que salieron del bombo del sorteo celebrado el 30 de junio del año pasado.

Puestos en contacto con el lotero de la administración número 44, sorprende su desconocimiento de que se busque todavía al ganador de aquel sorteo. «Yo pensaba que había aparecido el afortunado», confesó. Si se enteró por La Voz fue porque la ley es así de hermética, pues marca unos plazos y unas precauciones. Se lo tuvieron que callar hasta ahora, que ya pueden contar dónde se selló, pero no dónde se encontró. Sobre todo, para que no haya una avalancha de personas reclamando la propiedad del boleto y alterar así la investigación. Bien porque sea cierto que el año pasado se olvidaron uno en una administración o bien por pícaros. «Si ya en el terrible accidente de Angrois apareció un desalmado queriendo cobrar el seguro, imagínate por un billete premiado con cinco millones de euros», indican fuentes de Loterías. Todas las cautelas son pocas.

Sin rastro del premiado

Por el momento, se pueden contar muy pocas cosas del sorprendente hallazgo. Menos del que lo perdió. Lo único que trascendió es que el año pasado, en una administración del lotería de A Coruña, el lotero se encontró sobre el mostrador del negocio un billete de la primitiva. Y a nadie a su alrededor. La curiosidad lo arrastró hacia la máquina. Comprobó si estaba premiado y sobra describir la cara que se le quedó al hombre cuando la pantalla le anunció que estaba premiado con casi 5 millones de euros. Como es persona honrada, de esas que no podrían dormir con la conciencia manchada, lo puso en conocimiento de la Sociedad Estatal de Loterías. Hasta aquí se puede leer.

Los servicios jurídicos de loterías tramitaron un expediente de hallazgo. A partir de ahí se inició un proceso que mañana aparecerá en el BOP. ¿Aparecerá o aparecerán mil reclamando el boleto? Todos tendrán que demostrar que es suyo y comprobarlo no es nada fácil.

Más información Selección realizada automáticamente

 

El boleto se selló en la administración de Carrefour. paco rodríguez