Covadonga: de látigo a discípula

El alcalde de Oleiros contrató a dedo a la exportavoz de los socialistas

La Voz

«No me fío del alcalde». La frase es de Covadonga Díaz Varela. No es de hoy, sino del 2008. En la actualidad es muy poco probable que dedicase ese tipo de expresiones al regidor de Oleiros. Entonces ella era concejala y portavoz socialista. Ahora trabaja para el Concello de Oleiros contratada precisamente como personal de confianza.

La historia se asemeja bastante a la protagonizada por Lage Tuñas, exparlamentario socialista, que fichó para trabajar por Baltar en la Diputación de Ourense, una persona a la que había criticado durante su etapa en política de modo reiterado. Para Lage Tuñas, no había problema ético alguno para asumir un trabajo que considera técnico.

Tampoco lo tiene el gobierno local de Oleiros para asumir los modos de Baltar y pescar en partido ajeno. Con todo, desde la alcaldía argumentan que Díaz, arquitecta, fue contratada durante cuatro meses para algo muy específico, levantar las actas correspondientes a los terrenos necesarios para llevar a cabo la mejora y ampliación de la carretera entre Santa Cruz y Mera. «En ningún caso levará a cabo labores de asesoramento para a alcaldía. O alcalde de Oleiros non precisa ningún tipo de asesoramento en materia urbanística posto que o Concello conta co persoal técnico necesario para desempeñar dita tarefa», dicen desde el Ayuntamiento.

Sea como sea, lo cierto es que no se convocó concurso alguno para esa plaza. Desde el PSOE gallego restan importancia al asunto porque, dicen, hace ya tiempo que Díaz no ostenta cargo alguno y está desvinculada de la formación. Con todo, no deja de ser paradójico que quien en su día criticó desde la oposición a García Seoane ahora trabaje para el Ayuntamiento que este preside como cargo de confianza.

Desde el consistorio no quisieron revelar la cuantía del salario, que, dicen, se corresponde con el de un trabajador municipal en la misma función. Díaz Varela tampoco quiso valorar su nueva situación laboral. Se limitó a decir que desde julio del 2011 no está en el PSOE y que es «una ciudadana más que está trabajando». Las críticas de antes han pasado a mejor vida. Cinco años han bastado para pasar de criticar al patrón a meterse en su casa. Dejando las siglas fuera.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

Covadonga: de látigo a discípula