Los otros viajes de la muerte en tren

Jugadores del equipo de fútbol del Betanzos fallecieron en el accidente de Torre del Bierzo


A Coruña / La Voz

Es la mayor tragedia ferroviaria de la historia de España. Ocurrió en la localidad leonesa de Torre del Bierzo el 3 de enero de 1944 y estos días está siendo recordada en todos los medios de comunicación con motivo del accidente ocurrido en Santiago. Entre los cientos de pasajeros del correo expreso número 421 que salió de Madrid y tenía como destino A Coruña viajaban entre 600 y 1.000 personas, entre ellas los componentes del equipo de fútbol de Betanzos. La censura de la época hizo muy difícil conocer el número real de los fallecidos después de que chocaran, dentro del túnel que entonces tenía el número 20, el mencionado correo-expreso y una locomotora que estaba haciendo maniobras con tres vagones. Los trenes siniestrados quedaron atrapados dentro de dicho túnel y se incendiaron.

El equipo de fútbol del Betanzos militaba entonces en la tercera división y había viajado para jugar contra el Palencia, en una temporada en la que el equipo brigantino ocupaba los primeros puestos de la clasificación. Esto lo recordaba hace unos años Edmundo Roel, que cuando ocurrieron los hechos tenía 19 años y formaba parte de la plantilla de dicho equipo de fútbol. Sin embargo, para aquel partido contra el Palencia «yo no pude ir porque era día de feria y tenía que ayudar a mis padres», explicaba Roel al periodista Pacho Rodríguez. También le recordaba que habían fallecido dos futbolistas: «Las noticias eran confusas. Esperábamos en el Liceo con una angustia que te puedes imaginar. Después nos dijeron que Amarelo había muerto. Y luego, otro». Esto decía Roel tratando de hilvanar unos recuerdos lejanos dentro de los que tenía muy claro que aquel equipo de fútbol contaba con una de las plantillas más prometedoras de la historia del club, ya que «íbamos segundos, terceros... Siempre arriba. Pero después del accidente nos hundimos».

De aquel equipo de fútbol escribía Vicente Leirachá cuando recuperó el nombre de Betanzos C.?F. «como tradicionalmente ya se le conocía en el mundo del fútbol hace medio siglo». Apuntaba que eran muchos los aficionados que recordaban la citada catástrofe ferroviaria que «costó un número de muertos jamás dado a conocer. Se habló de más de quinientos, y entre ellos dos jugadores del Betanzos: el defensa Amarelo, y Moisés, portero suplente. Los demás, todos contusionados, entre ellos Dopico, con fracturas en ambas piernas. Tremendo. Así fue, tristemente, como el Betanzos C.?F. saltó a las primeras páginas de los periódicos». Leirachá mencionaba a «futbolistas de mucha talla como fueron Hilario Marrero y Basterrechea, por señalar a dos de los que aparecen en esta foto».

Avería en los frenos

La historia del siniestro fue reconstruida y comenzó cuando a la locomotora le fallaron los frenos y el maquinista paró a revisarlos. Bajando el puerto de Brañuelas volvieron a fallar, el convoy fue cogiendo velocidad y pasó de largo por la estación, provocando que el jefe de la misma llamara a la de Torre del Bierzo, que está a cinco kilómetros. Para intentar frenarlo, colocaron traviesas en la vía férrea pero la operación falló. El tren entró en el túnel número 20, donde había una locomotora con tres vagones que intentaba alejarse del lugar. Tampoco lo logró y los trenes chocaron, provocando la mayor tragedia ferroviaria de España.

La plantilla era una de las más prometedoras de la historia del equipo de fútbol

Los compañeros esperaban en el Liceo la llegada de noticias sobre el grave accidente

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Los otros viajes de la muerte en tren