Trabaja a turnos como vigilante de seguridad en una empresa de Sabón, pero en los ratos libres se convierte en un artista. «En canto saio do choio vou para o meu taller da rúa Camariñas (Monte Alto) e non paro de traballar a madeira. É a miña pasión. As veces ata me esquezo de comer», comenta sonriente José Méndez Fernández, que ayer cumplió 60 años. Desde el jueves pasado este hombre natural de la aldea de Cela, Outeiro de Rei, expone sus esculturas y tallas en la librería Arenas. «É un sitio fabuloso polo que pasa a flor e nata da Coruña», destaca rodeado de piezas de madera y talento. «Recuerdo que me lo presentó un cliente que colecciona bastones. Se ofreció a construir un cañón de madera para la obra de teatro sobre Sir John Moore y cuando lo entregó le planteé la posibilidad de mostrar sus trabajos. Nunca antes había hecho aquí una exposición de esculturas», apunta Manuel Arenas, propietario de la librería. Bajo el título de La pasión por la madera presenta una treintena de piezas en las que representa desde figuras mitológicas hasta una talla del Quijote que creó ex profeso para esta muestra en el Cantón. «A miña madeira favorita é a da nogueira negra, algo o castiñeiro, o carballo... As madeiras nobres de aquí son moi boas», explica José, que lleva toda la vida dando rienda suelta a su pasión artística y 34 años como profesional de la seguridad. «Tamén fago algunha chapuza como albanel», dice con buen humor el vigilante-artista.

Músicos de Abegondo

Óscar Iglesias asegura que es «un profesor orgulloso». Tan contento está con el resultado del concierto de fin de curso de los alumnos de música del IES de Viós, Abegondo, que me pide que el éxito de los chavales sea reflejado en el periódico. «Para ellos sería un premio. Sé que les va a hacer muchísima ilusión y que será un recuerdo que les acompañará muchísimo tiempo», destaca el docente, que durante varios años fue director de la Agrupación Musical Albéniz. En el recital que tan satisfecho dejó al profesor participaron grupos de 3º y 4º de la ESO que interpretaron piezas de música de Abba, Elvis Presley o The Beatles con xilófonos, carillones, saxofón y flauta travesera.

La mejor ambientación

Álex y Luca, una coqueta tienda de alimentación especializada en productos delicatesen ubicada en la calle Panaderas, fue el establecimiento ganador del premio a la mejor ambientación en un nuevo concurso promovido por el Ayuntamiento para impulsar el pequeño comercio. Precisamente a esta tienda se acercó la teniente de alcalde de Empleo y Empresa, Luisa Cid, para hacer entrega de los 450 euros con los que estaba dotado el premio. En las otras dos categorías, la de la votación popular y la del escaparatismo, los ganadores fueron el comercio Kosmet, dedicado al servicio de asesoría de imagen, que fue el más votado en la web, y la tienda de artesanía VM, de la calle Ramón Cabanillas, que obtuvo el premio por su escaparate.

Votación
3 votos

Un vigilante de seguridad que da la talla