Un Boeing 747 en pleno Labañou

A CORUÑA

El avión que realizó el traslado del «Guernica» a Madrid será la pieza estrella del Museo de la Ciencia

22 jul 2009 . Actualizado a las 11:37 h.

Las primeras piezas de la estrella principal del Museo Nacional de Ciencia y Tecnología (Muncyt) ya están aquí. Se trata del morro y los laterales de los primeros 14 metros del Boeing 747 Jumbo Lope de Vega, que llegaron despiezados desde Madrid en un traslado que está previsto que finalice esta noche. «Es la parte de la cabina, que viene escoltada por la Guardia Civil. Las partes que trajeron hoy podían venir sin esa protección», aclara Ramón Núñez, el director del museo.

Para los trabajos están siendo necesarias ocho personas. Cuatro de ellas llegan desde Madrid con el material. A mayores, hay dos hombres más, encargándose de las grúas necesarias para el desplazamiento de las partes y otras dos para la obra. La operación es harto dificultosa, ya que se trata de piezas de gran peso (alrededor de los 500 o 600 kilos) que han de ser colocadas en la planta primera del recinto. Una una vez allí se procederá al ensamblaje y soldadura para recomponer la nave troceada a su estado original.

Tras ello, tal y como precisa Núñez, se va a equipar el interior de lo que sería la clase preferente y la cabina con todos los relojes, mandos y dispositivos. Posteriormente, se harán trabajos de restauración en cuanto a tapizados, alfombras, etcétera. Para recrear con toda fidelidad de la atmósfera. Ya por último, será el turno para la musealización de la pieza con los correspondientes carteles. La duración de los trabajos está previsto que llegue a los dos meses.