500 vecinos cortan el acceso a Mesoiro ante la sospecha del realojo de gitanos

M. Costoya / A. Mahía

A CORUÑA

Tiraron contenedores y dispusieron controles en la avenida principal para evitar el paso de familias de Penamoa

17 mar 2008 . Actualizado a las 14:57 h.

El rumor de que ayer por la tarde varias familias de etnia gitana serían realojadas en Nuevo Mesoiro empujó a más de 500 vecinos a la calle. Como medida de urgencia, tiraron contenedores y cruzaron coches en la avenida principal del barrio para evitar el paso de unas familias que nunca llegaron. Ni llegarán, según el alcalde. Luego dispusieron varios controles para asegurarse de que ninguna familia de Penamoa accediese al polígono.

De nada sirvió que los agentes que se desplazaron al lugar se esforzasen en convencer a los vecinos de que no se iba a producir realojo alguno. Los ánimos estaban caldeados y los residentes de este nuevo polígono continuaron con sus gritos de repulsa al realojo, seguros de que en cualquier momento aparecerían los camiones de mudanza con los enseres de los realojados.

Los primeros movimientos vecinales comenzaron a sentirse a las nueve de la noche. A raíz de varios rumores. Uno de los residentes comenzó a propagar que un hombre de etnia gitana le había confesado horas antes que varias familias se iban a mudar de inmediato al barrio. Otros comentaban que la noticia del inminente realojo partió de la vigilante de seguridad de un edificio, a la que la policía, según afirmaban, le había comunicado que en pocas horas se iba a producir la llegada de varias familias de Penamoa. A partir de ahí se produjo una llamada a la movilización en cadena. Los manifestantes comenzaron a enviar mensajes con sus móviles a familiares y amigos. En minutos, se reunieron más de 500 personas.

Todos, sin excepción, tenían la completa seguridad de que 15 familias del poblado chabolista de Penamoa iban a ser distribuidas en pisos de las calles Ribeira Sacra y Fragas do Eume. Es la noticia a la que daban crédito a pesar de la promesa del alcalde, sobre que ningún vecino de Penamoa se mudará a Mesoiro.

Hoy, corte en Lavedra

La certeza de que Losada les miente mantuvo caldeados los ánimos hasta entrada la madrugada. Y eso que para evitar mayor tensión, la policía optó por abandonar la zona, dejando sólo una patrulla -llegó a haber seis coches-. Cuando los manifestantes se vieron solos, poco a poco regresaron a sus casas. No sin antes convocar un corte de tráfico para las siete de la tarde de hoy en Lavedra, a la altura de Carrefour.