César Vaamonde

CARLOS FERNÁNDEZ PERSONAJES CORUÑESES


Fue cronista oficial de la ciudad en una década difícil y uno de los eruditos más destacados de su historia. Había nacido en San Juan de Ouces (A Coruña) en 1867, hijo de un notario marítimo.Vivió en el número 4 de la calle de Santo Domingo de la Ciudad Vieja. El 2 de julio de 1907 fue nombrado archivero-bibliotecario de la Real Academia Galega, sustituyendo a Galo Salinas Rodríguez, y en 1932, al fallecer Eugenio Carré, le sustituyó como cronista de la ciudad. También fue integrante correspondiente de la Real Academia Galega, miembro de número de la de Bellas Artes Nuestra Señora del Rosario, correspondiente del Museo del Pueblo Español de Madrid y de la Real Academia de la Historia y profesor del Instituto de Estudios Portugueses de Madrid.Obras reseñablesEntre sus obras y trabajos merecen reseñarse: Las minas de los Lipes y los jesuitas de la residencia de A Coruña, Las puertas de mar de la ciudad de La Coruña, Don José Salvador López de Pan, primer diputado a Cortes por la ciudad de A Coruña. Apuntes biográficos, Gómez Pérez das Mariñas y sus descendientes, Un notable escudo de A Coruña, La Academia de A Coruña, Notas bibliográficas referentes a Murguía y El rey Fernando I de Portugal entra en la ciudad de A Coruña y se posesiona de ella y de todo su territorio, entre otros.Tenía en preparación, o ya terminadas pero sin publicar, obras como: Los señores de Andrade, Efemérides de la ciudad de A Coruña, Notas para un estudio sobre Etnografía de Galicia, Historia de la villa de Sada, El convento de San Francisco de A Coruña, El convento de Santo Domingo de A Coruña.César Vaamonde falleció el 1 de junio de 1942. Entre las loas que recibió destacan las de José Luis Bugallal: «Fue Vaamonde una persona con empaque y aire de caballero antiguo, alto, barbado, noble y bondadoso»; y la de Manuel Casás: «Muy distinto del tipo que las gentes se imaginan del archivero huraño y gruñón, con las profusas guedejas colgantes y las gafas cabalgando sobre la punta de la nariz.Don César era todo lo contrario: correcto, pulcro, amable, sonriente y muy trabajador».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

César Vaamonde