Los reyes se reúnen con 200 científicos españoles en EE.UU.

La reina Letizia, dentro de su agenda propia, visitó el centro de investigación pública más importante del país


Nueva York / Corresponsal

«La reina glamurosa», así llaman los medios de comunicación estadounidenses a la reina Letizia y a ella le están dedicando la mayor parte de la atención en la primera visita oficial de los monarcas españoles a Norteamérica. Aunque esa atención está centrada sobre todo en los modelos que luce y en su aspecto, también ha despertado interés su procedencia plebeya. Su encuentro con Michelle Obama fue recogido por la mayoría de los medios de comunicación, no solo por los que se dedican a la crónica social.

Ayer, la reina reanudó su agenda en solitario con una visita a los Institutos Nacionales de Salud, el centro de investigación pública más importante de Estados Unidos, que se encuentra muy cerca de Washington DC. La reina visitó el área de investigación de oncología pediátrica acompañada por el investigador español José Baselga, que desde 1992 trabaja en Estados Unidos y que el año pasado fue elegido presidente de la Asociación estadounidense de Investigación del Cáncer.

Doña Letizia empezaba así un día que dedicó casi por completo a la ciencia porque por la tarde, junto a Don Felipe, acudió a una reunión con científicos españoles que trabajan en Estados Unidos. El acto se celebró en la Universidad Georgetown, la misma en la que el rey hizo estudios de relaciones internacionales hace veinte años. Allí los reyes fueron recibidos por el actual rector de esta universidad, John Degiogia, y la secretaria de Estado de Investigación, Carmen Vela. Tras el encuentro con dos centenares de científicos españoles que hacen su trabajo en Norteamérica, algunos hace decenas de años y otros recientemente cuando la crisis les ha empujado al otro lado del océano, los reyes fueron agasajados con una cena en su honor en la universidad.

Traje de Nina Ricci

La reina no está decepcionando con sus estilismos. Si el martes sorprendió con unos tacones de Prada de más de diez centímetros para visitar el huerto creado por Michelle Obama en los jardines de la Casa Blanca, más tarde llamó la atención el atuendo que eligió para visitar el Senado: un traje de la colección de otoño invierno de la marca francesa Nina Ricci valorado en 2.700 euros. El modelo formado por una blusa sin mangas y cuello halter y falda lápiz era de color azul navy con lentejuelas. Doña Letizia lució además unos pendientes chandellier de oro blanco y diamantes de la firma Yanes y unos peep-toes de la marca Magrit del mismo color azul navy que el vestido. Tras la visita al Senado en el edificio del Capitolio junto a Don Felipe, los dos ofrecieron una recepción a los españoles que viven en Washington en la embajada española.

Para la visita de ayer a los Institutos Nacionales de Salud, la reina vistió un modelo que ya ha usado en ocasiones anteriores: un vestido de flores del diseñador alemán Hugo Boss que ya llevó, por ejemplo, el día de su cumpleaños el año pasado.

La cena de anoche fue el último acto de los reyes en Washington DC de donde partirán en la mañana de hoy, hora local, hacia el estado sureño de Florida.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Los reyes se reúnen con 200 científicos españoles en EE.UU.