El Lugo, entre el amor y el deber

Emilio Rosanes

CDLUGO

Omar Arnau

21 ene 2023 . Actualizado a las 18:48 h.

Semana convulsa la vivida durante la semana en nuestro máximo representante futbolístico provincial. La resolución del Tribunal Supremo ha convertido a la entidad en una caudalosa cascada de emociones. Hemos recordado a Francesca en el desenlace final de Los Puentes de Madison cuando las inesperadas circunstancias han motivado que los responsables de la entidad se hayan tenido que posicionar entre el amor y el respaldo absoluto a uno de los capitanes y baluartes de la plantilla o entre el deber de adoptar decisiones consideradas por otras entidades ante similares situaciones. Parece que, de momento, gana el corazón, mientras que el deber deportivo pasa por una necesaria victoria en el Ángel Carro ante el Villarreal B, un nuevo rival directo en la pelea por mantener la categoría.

FILOSOFÍA DE JUEGO

Al acierto en la elección del técnico Miguel Álvarez, como responsable del crecimiento de jugadores llamados a formar parte del primer equipo, se une el hecho de que haya sido mantenido el bloque principal de la temporada anterior, lo que asegura unos automatismos muy avanzados en un estilo de juego en el que prevalecer la formación del jugador sobre el resultado deportivo.

DISPOSICIÓN TÁCTICA

Siguiendo las pautas establecidas para el primer equipo, que utiliza de forma habitual el 1-4-4-2, Miguel Álvarez guarda fidelidad al esquema mencionado, con un estilo de juego amparado en un juego combinativo basado en la rápida circulación de balón y en la reiterada búsqueda de sus canales exteriores como vía preferente.

FASE OFENSIVA

En su estilo irrenunciable, basado en la posesión de balón, no dudan en la fase de iniciación en hacer participar en campo propio a todos los integrantes de la parcela central, con un excesivo número de pases a este nivel, circunstancia que les ha hecho vulnerables ante ordenadas presiones de conjuntos adversarios. Muy posiblemente, el reciente fichaje en el mercado de invierno de Ramón Terrats, procedente del Girona, sirva para mejorar el acierto y la fluidez del juego a este nivel. Reseñables determinados automatismos evidenciados desde temporadas anteriores y muy evolucionados en el momento actual, destacando a este nivel las constantes diagonales realizadas desde banda izquierda por Diego Collado, que favorecen la creación de espacios en banda para la progresión del lateral correspondiente y la superioridad numérica generada en el sector central y en zonas de finalización. Como en todos los conjuntos anteriormente dirigidos por Miguel Álvarez, las estrategias ofensivas están muy bien trabajadas, amparadas en un excelente juego aéreo a este nivel y llegando a ser determinantes en las dos últimas jornadas los potentes saques de banda efectuados por Dani Tasende, prolongados a zonas de finalización por el delantero Fernando Niño.

FASE DEFENSIVA

Hacen uso de una presión tras pérdida un tanto irregular en terreno adversario que no se acompaña de un repliegue defensivo equilibrado, lo que facilita las transiciones ofensivas de sus adversarios en caso de ser superada la primera línea de presión. Corpulencia y contundencia en sus defensores centrales acompañada de cierta lentitud de desplazamientos que ha constituido uno de los puntos frágiles del conjunto.

Asimismo, el carácter ofensivo de sus laterales, acompañada de cierta relajación defensiva de alguno de sus jugadores exteriores propician numerosos espacios de juego a los conjuntos rivales. Asimismo, los amarillos esgrimen cierta bisoñez a nivel defensivo en momentos puntuales de los encuentros, lo que les ha llevado a cometer infracciones innecesarias traducidas en segundas amonestaciones o lanzamientos desde el punto de penalti