Una cantera todavía por explotar

Escriche y Góngora debutaron este año en el Lugo de Luis César


Dani Escriche encarnó el sábado el segundo guiño a la cantera rojiblanca de Luis César Sampedro. El delantero de Burriana (Castellón) lleva toda la temporada compitiendo con los juveniles del Lugo, apenas tiene 19 años y ya sabe lo que es el fútbol profesional. Estuvo un cuarto de hora en el césped de El Alcoraz, jugando en la posición de Iriome.

Góngora también debutó esta temporada con la primera plantilla del Lugo, 16 minutos le dejó competir el técnico gallego en Segunda. Fue en el duelo contra el Almería disputado en el Ángel Carro. El interior derecho almeriense tiene 23 años y llegó esta temporada para reforzar al filial.

No son los únicos que han estado cerca del equipo profesional: Pablo Cacharrón, Pedro o Asier llevan casi toda la temporada entrenando con el grupo de Luis César. Cacharrón ha cuajado una gran campaña defendiendo al Polvorín bajo palos y la semana pasada también fue convocado en la lista del técnico arousano. Con José Juan lesionado, todo apunta a que el canterano podrá repetir el domingo contra el Levante.

Próximos al primer equipo

Pedro López es de Lugo, tiene 20 años y ocupa la posición de central. Aunque es demasiado joven y los rojiblancos tienen este año suficiente competencia para el puesto (Dealbert apenas ha jugado 203 minutos esta temporada), se ha pasado buena parte del año en los trabajos del primer equipo. Tiene potencia, buena salida y, aunque le falta desarrollo, podría ser un valor al alza. Su compañero Asier Santalla también promete. El lateral diestro tiene 19 años y aunque no llegó a tener minutos con el primer equipo, fue convocado en Murcia para el partido contra el UCAM. Es rápido, aunque le convendría ganar algo de musculatura.

Duque y Luis Díaz también han vivido sus sesiones con el primer equipo. El primero es coruñés, tiene 19 años y juega como interior. Sumó más de una quincena de goles con el filial rojiblanco esta temporada. Es un futbolista fuerte y que va bien en el uno contra uno. El segundo es lucense, tiene 22 años y juega como mediocentro defensivo. El Polvorín le repescó de la Milagrosa esta temporada y ha sido un futbolista importante en la lucha por el ascenso del filial.

Caso Iago Díaz

Tino Saqués se comprometió, en su llegada a la directiva rojiblanca, a trabajar por la cantera. Entre otras cosas para evitar que se repitieran casos tristes como el de Iago Díaz. El interior lucense tuvo que marcharse al Almería cuando llevaba varias temporadas jugando con regularidad en el primer equipo, después de que Carlos Mouriz (entonces director deportivo) no le ofreciese la renovación. Tras dos temporadas entre los almerienses, Iago Díaz terminó este curso en la Cultural Leonesa (Segunda B).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Una cantera todavía por explotar