Lo previsto, línea por línea

La zaga local y el mediocampo visitante, lo más destacado del derbi


A Coruña / La Voz

El derbi se ciñó al guion, línea por línea. Lo mejor de los de casa estuvo en su zaga, mientras que en los visitantes brilló el centro del campo.

Porteros

Casi sin estrenar

Un par de disparos centrados (uno de Luis Fernández y otro de Pita) permitieron a Jose Juan y a Lux sacudirse el polvo de los guantes. El partido fue intenso y hubo momentos de fútbol de alto nivel, pero apenas se registraron ocasiones, aparte de las que murieron en el palo. En el izquierdo de la meta visitante se estrelló la de Luis, que cazó un buen centro de Seoane, y el otro Seoane hizo temblar el larguero del arco local con un chut lejano. Por lo demás, los porteros se limitaron a sacar de algún apuro a sus defensas en los inicios de jugada y a despejar balones colgados sobre sus áreas.

Defensas

Seguros y expeditivos

Dos de las mejores ocasiones del Dépor nacieron en las botas de Marchena. El andaluz estuvo ayer especialmente expeditivo y pisó en varias ocasiones el campo rival para lanzar el juego blanquiazul con regates y paredes. Una aportación creativa que también tuvieron los centrales del Lugo, respondiendo a las órdenes de Setién de huir del balonazo pese a la presión organizada arriba que por momentos realizó el Dépor. Entre los laterales de ambos equipos, el más activo fue De Coz. Por la derecha llegaron la mayoría de las incursiones lucenses, sobre todo en la segunda mitad.

Centro del campo

Sin noticias de JuanDo

En el duelo entre parejas gallegas hubo un único damnificado: Juan Domínguez. El 10 del Deportivo lleva unas cuantas jornadas sin dar señales de vida y su equipo lo está notando. El naronés no acaba de acostumbrarse a su nueva ubicación (unos metros por delante de la habitual) en el 4-1-4-1 que dispone Vázquez. Ayer ni siquiera intervino para aguantar el balón en los momentos de mayor presión rojiblanca. Tampoco colaboró demasiado en labores de contención, en las que sí destacó Bergantiños. El coruñés se incrustó además varias veces entre la línea de centrales para ayudar en el arranque de las jugadas.

Enfrente, el dúo Pita - Seoane se compenetró mejor. El primero, que se retiró ovacionado por la grada, fue el futbolista con más presencia sobre el césped de Riazor. Un protagonismo en el que estuvo bien secundado por el santiagués, que se movió sin apenas estorbo por todo el campo. Además de entorpecer el trabajo de la zona de creación local, estuvo a punto de marcar un tanto similar al que logró la semana pasada ante el Sporting. La superioridad del Lugo en la medular se vio reflejada en la posesión: 65% - 35%, a favor de los de Setién.

Línea ofensiva

Juego por las orillas

Arizmendi fue otro de los que se perdió el derbi, pese a saltar al campo. Sin noticias del madrileño, las acciones de más peligro del conjunto de Fernando Vázquez llegaron por la izquierda. Allí, Culio y Luisinho volvieron a reclamar protagonismo, aunque faltó profundidad en sus acciones. El argentino dio una nueva lección de pundonor, recuperando balones y provocando faltas en zonas peligrosas. Por delante, Luis Fernández sigue aumentando su repertorio de juego sin balón, con desmarques inteligentes y caída a las bandas. Le falta morder. Lo mismo que a Sandaza. Mejor de espaldas a portería que con Lux a la vista.

Ambos equipos prefirieron buscar las orillas para desplegar sus ataques, aunque apenas hubo centros de calidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Lo previsto, línea por línea