Un futuro parque eólico invade una parte de los Penedos de Pasarela

Santiago Garrido Rial
s. g. rial CARBALLO / LA VOZ

VIMIANZO

El documento define así los Penedos: «Una acrópolis natural que remata la parte norte del Val de Vimianzo y se despliega a lo largo de 2 kilómetros, de norte a sur. desde A Torre da Moa a O Penedo se suceden las formaciones rocosas, siendo las cumbres máximas la Torre da Moa, la Galla da Pena Forcada y la Pedra da Cachucha. Un entorno protegido y muy valorado socialmente».
El documento define así los Penedos: «Una acrópolis natural que remata la parte norte del Val de Vimianzo y se despliega a lo largo de 2 kilómetros, de norte a sur. desde A Torre da Moa a O Penedo se suceden las formaciones rocosas, siendo las cumbres máximas la Torre da Moa, la Galla da Pena Forcada y la Pedra da Cachucha. Un entorno protegido y muy valorado socialmente». ANA GARCIA

El documento inicial advierte de su alto valor y la necesidad de reubicar

16 feb 2021 . Actualizado a las 22:36 h.

En plena vorágine de anuncios de parques eólicos para la Costa da Morte, uno de ellos, denominado Monte Chan y promovido por EDP, ha encendido muchas más alarmas que otros, y no es extraño, ya que invade, en parte, los Penedos de Pasarela, en Calo (Vimianzo), uno de los conjuntos geológicos más importante de Galicia, declarados Paisaxe Protexida desde hace más de doce años.

Así aparece reflejado en el documento de inicio del proceso de evaluación de impacto ambiental del parque. Un estudio muy detallado y voluminoso, pero en todo caso aún embrionario y sujeto a cambios en los próximos años, como ya ha ocurrido con otros parques en los que, en los primeros análisis, tenían molinos que incidían en zonas de gran interés natural o patrimonial. En este caso, las alertas se propagan a gran velocidad por las redes, con alguna campaña de firmas en marcha para poner coto a este proyecto.

El parque proyectado tendrá nueve molinos, y dos de ellos, los que están más al sur, afectan a los Penedos, en la parroquia vimiancesa de Calo. Uno, el número 8, quedaría dentro de su perímetro. El 9, a 90 metros, y el siguiente más cercano, el número 6, a 185 metros. El propio documento ya declara en varios puntos que se trata de un espacio protegido que «destaca por sus valores geomorfológicos y paisajísticos, constituyendo uno de los monumentos graníticos más importantes de Galicia». O que «destaca por la gran variedad de formas y de microformas, tanto de tipo antropomórfico como zoomórfico, que convierten a este lugar en un destino muy interesante desde el punto de vista paisajístico y ambiental. [...] Es un entorno protegido y muy valorado socialmente». 

Cambio de lugar

En el documento se especifica varias veces que habrá que estudiar la reubicación» del aerogenerador número 8, pero no del 9, aunque está a 90 metros, «porque el vial de conexión discurriría fuera de este espacio, concretamente por el camino que conforma su límite Este». También sobre ese aerogenerador número 8 se explica que el «impacto sería muy elevado» de cara a su protección como espacio natural.

Molinos en Sarces, Nande y Calo

El proyectado parque de Monte Chan prevé tener nueve aerogeneradores, siete de ellos en el municipios de Laxe, entre las parroquias de Nande y Sarces, y dos en la de Calo, en el concello de Vimianzo. La inversión anunciada es de 35,8 millones de euros, y el plazo de ejecución, cuando todos los permisos estén listos, de doce meses.

Según el documento de inicio, ocho de los molinos tendrán 127,5 metros de alto, con 145 de extremo a extremo de las palas. El otro será de 6,2 megavatios, con 155 de extremos y 122,5 metros de alto, hasta el buje. Por unos parámetros y otros, los mayores sobre el papel para la Costa da Morte, más que las mastodónticas y anunciadas (y en tramitación) cifras para otros parques que tardarán algo menos, de Berdoias a la Alta de Rus, o de Vimianzo a Dumbría

 Dos más, y una línea

Este parque no llegará solo. Cerca habrá dos más, el de Soesto (tres molinos) y el de Pena dos Mouros (siete), y una línea de alta tensión de 220 kilovoltios (que compartirán estos tres, y otros) con destino en la futura subestación de Meirama, donde también hay proyectos eólicos en marcha de enorme calado.

«Es muy probable que exista una preocupación social» 

En el documento de inicio, elaborado en abril del año pasado, y que se puede consultar en la web de la Consellería de Medio Ambiente, ya se advierte: «Dado es que es muy probable que exista una preocupación social por el impacto visual de los aerogeneradores en el entorno de los Penedos, deberán adoptarse las medidas necesarias para reducir o mitigar su impacto visual». Ya no solo con el cambio de uno de los postes, sino con plantaciones arbóreas en las cercanías o puntos de observación emblemáticos, consensuadas con sus habitantes».