Un vertido de cemento tiñó de blanco el río Grande en Baio

Ya se comunicó a la empresa responsable que deberá retirarlo

.
T. Longueira
Carballo / La Voz

Si bien una tarde normal de verano se podría avistar alguna que otra trucha nadando por las aguas del río Grande, lo que los vecinos pudieron ver el jueves desde el puente de Baio fue de lo más singular: una sustancia humeante, de color blanquecino, que se movía río abajo desde la zona del campo de fútbol.

Resultó ser un contundente vertido de cemento que, una vez que la brisa y la corriente se fueron llevando el polvillo superficial, dejó una buena capa de cemento visible a simple vista.

Al parecer fue un particular el que alertó al Seprona de la existencia del vertido, y estos, según fuentes consultadas, dieron aviso a Augas de Galicia, autoridad competente en la materia. Desde el ente autonómico ya se han puesto en contacto con la empresa supuestamente responsable de los vertidos, una subcontrata del sector eléctrico que al parecer había estado esa misma tarde realizando mediciones muy cerca del campo de fútbol Platas Reinoso. Una de las posibilidades que se baraja es que la empresa estuviese trabajando en una prueba de tierra, ya que en las inmediaciones hay un cable de tendido eléctrico.

Según informan desde el ejecutivo local, será la empresa la que se encargue de retirar con sus propios medios el vertido que, dado que se trata de un residuo de construcción, debe dársele el tratamiento de tal. «Sorpréndenos que se considere unha infracción leve», decía ayer el alcalde, Manuel Muíño, y más aun teniendo en cuenta el revuelo levantado con el reciente caso de los residuos agrarios vertidos al río Ameixal, en el término municipal de Vimianzo.

Coto de pesca

En todo caso, la consideración de leve le viene dada al no apreciarse mortandad en el lecho del río aunque, según explican desde la entidad Río e Mar, sociedad de pesca en el coto del Grande, los efectos del vertido podrían no apreciarse en su totalidad hasta dentro de unos meses.

En determinadas áreas del río el agua mostraba ayer un aspecto mucho más claro que en la jornada anterior, en especial en la zona del puente, pero junto al campo de fútbol Platas Reinoso seguía apreciándose a simple vista una mancha de gran espesor. «Tantos meses traballando na limpeza do río [los socios acuden semanalmente, durante el invierno, para retirar la maleza del lecho] para que despois pasen estas cousas», se lamentaba ayer el secretario de la asociación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un vertido de cemento tiñó de blanco el río Grande en Baio