Preocupación en Bergantiños por la proximidad de la plaga de la patata

Los positivos confirmados en Muxía ponen en alerta a los productores de la comarca


Carballo / La Voz

Si bien los productores de patata de Bergantiños hablaban el sábado esperanzados de la temporada que está por comenzar -pese a los retrasos ocasionados por el mal tiempo- ayer amanecieron preocupados ante la confirmación de tres positivos por polilla guatemalteca en el cercano municipio de Muxía.

«Está claro que che dá unha intranquilidade, aínda que sexan casos puntuais», explicaba Manuel Quintela, representante de la comarca en el Consello Regulador de la IXP Pataca de Galicia. En el municipio muxián la inmensa mayoría de las plantaciones son destinadas al autoconsumo, por lo que las potenciales pérdidas económicas no serían comparables a las que sufriría Bergantiños en el hipotético caso que se propagase. «Iso si que sería problemático. Esta tempada creo que podemos estar tranquilos. Veremos na seguinte, porque nas zonas de corentena decrétanse como mínimo dous anos de peche, e aínda así non tes a seguridade de que nese tempo poida desaparecer a praga», asegura Quintela.

De todos modos, considera que no debe cundir el pánico entre los productores, dado que la cantidad de información que hay al respecto es aún muy reducida, y todavía no se conoce el alcance que tendrá el asunto. De todos modos, los empresarios se mantienen atentos a las informaciones lanzadas por la Consellería y a las recomendaciones que proponen. «Noticia moi preocupante para todo o sector, hai unha incertidume xeralizada entre os produtores cos que puiden falar esta mañá [por ayer]», incide Juan García Pose, de Casa da Tulla, y añade que, desde su perspectiva de técnico y asesor, no comprende cómo pudo saltar la plaga desde un área tan alejada como es la Mariña Lucense o la comarca de Ferrolterra. «Isto só se pode explicar cun caso de malas prácticas. Ao mellor alguén que, deliberadamente, moveu pataca entre a zona libre e a demarcada. Este insecto ten unha capacidade de voo moi limitada, polo que pasaría a infectar as zonas máis próximas á corentena, a área coñecida como tampón. Así que non ten sentido que saltase ata Muxía, nin tampouco me coincide a explicación que proporcionan dende a Consellería: que puido ter entrado polo porto», asevera el productor.

Para él, la posible propagación de la plaga supone un «toque de atención» importante a las autoridades, por no haber cumplido con los controles rigurosos prometidos y por no haber llevado a cabo su labor a la hora de proteger la expansión de la plaga, llegando ahora a aproximarse peligrosamente a la segunda zona productora de este tubérculo en Galicia. «Hai unha gran falta de asesoramento e información, sobre todo nos que plantan a pataca para autoconsumo. Os produtores que obtemos ingresos dela estamos máis ou menos ao tanto do que hai e intentamos poñernos ao día. Claramente a praga vai por diante de nós, xa que as autoridades non fixeron o seu traballo», asevera Juan García.

Antes de anticiparse a las posibles medidas a tomar en los concellos limítrofes, primeramente serán los muxiáns los que serán informados de las acciones más inmediatas a llevar a cabo en el límite municipal. Para empezar, mañana habrá una reunión con los técnicos de Medio Rural en el Salón do Voluntariado a las 21.00 horas. José Alvite Lemus reside en Suxo y, como muchos otros vecinos, también planta unos sacos del tubérculo para autoconsumo. Él avisará a sus conocidos e irá a la reunión, ya que considera que es importante informarse y «adaptarse ao que veña». «Hai que seguir as normas para que non vaia a peor», incide.

Algunas cifras

25-30: Toneladas por hectárea

Excelente rendimiento el registrado en esta última temporada, pues se recolectaron de 25 a 30 toneladas por hectárea.

0,20-0,60: Euros por kilo

Precios dispares, y variables entre cada productor. Algo inferiores a otros años, dada la saturación del mercado.

20 %:  Incremento

Respecto a 2016, los empresarios de Bergantiños recolectaron en el 2017 alrededor de un 20 % más en sus plantaciones.

2.ª: Zona de Galicia

Después de A Limia, donde se concentra el 90% de la producción, Bergantiños es la segunda potencia en Galicia.

Control de la plaga en el norte de Galicia: lo que se hizo

Diferenciarla. Aspecto exterior. La polilla guatemalteca es más dañina que la común dado que solo ataca al tubérculo y únicamente es visible cuando se recolecta. La común, sin embargo, ataca también a la planta.

Analizarla. Cooperación. Las autoridades piden máxima concienciación a los ciudadanos y alaban la rápida actuación del vecino de Muxía que llevó a analizar sus patatas a la extensión agraria más cercana.

Aislarla. Ni una en tierra. Una vez decretada la cuarentena, el nuevo decreto determina que hay que arrancar todas las patatas que estén en tierra y no realizar plantaciones nuevas para evitar la propagación.

Destruirla. Incineraciones. Tanto las patatas arrancadas como las almacenadas son transportadas en camiones estancos por personal especializado de Gesuga para destruirlas mediante incineración controlada.

Engañarla. Trampeo. En las zonas demarcadas la Consellería repartió trampas con feromonas para capturar a la polilla y así impedir su reproducción. También se establecieron controles rutinarios por carretera.

Imprudencia

Si bien los agricultores profesionales se afanan en actualizarse y en cumplir los requisitos sanitarios exigidos por las autoridades, los pequeños productores, aquellos que ponen «un ou dos regos de patacas» para autoconsumo, deberían tomar nota. Las leyes son para todos. Grandes, pequeños y medianos. Si no queremos que el perjuicio económico sea todavía mayor, apliquémonos el cuento.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Preocupación en Bergantiños por la proximidad de la plaga de la patata