La lonja de Fisterra cuenta con punto de información turística

La asociación de empresarios firmó ayer un convenio con la cofradía para ese uso promocional de una zona del edificio


cee / la voz

La Asociación de Empresarios del Sector Turístico de Finisterre, representada por Laureano Canosa, firmó ayer con el patrón mayor de Fisterra, Manuel Martínez, un convenio en virtud del cual la entidad se hace cargo del punto de información turística existente en la lonja y que, hasta el momento, no contaba con personal. La asociación va a poner atención presencial durante el día, sufragada con sus propios medios, para promocionar los establecimientos y las riquezas patrimoniales, culturales, turísticas y de ocio que tiene la localidad.

«No hay ninguna asociación de empresarios, más que la de Camariñas en cabo Vilán, que tenga una oficina de información atendida con medios propios», recalca el presidente de la entidad, Ángel Rivas, mientras apunta a que esta colaboración pueda ser el principio de otras que están por llegar. «Nos ponemos a disposición del Concello para, en el momento que tenga el faro arreglado en condiciones, contar con una asociación que ya tenga experiencia en el proceso de contratación de personal y de gestión de un punto de información», señala Rivas.

«Nós dende o primeiro momento sempre nos mostramos dispostos a colaborar. Hai que lembrar que o Museo da Pesca existe polas xestións que fixo este patrón maior e porque López Veiga no seu momento se mostrou receptivo, e agora o mesmo, seguimos tratando de colaborar con un sector tan importante coma é o sector turístico que xa lle está comendo as papas ao da pesca», explica Manuel Martínez Escarís, que considera que el beneficio del acuerdo es mutuo. «O futuro ten que ir encamiñado por aí, por vender un produto de calidade e que se vas comer un pinto, ou navalla, ou longueirón ou calquera peixe, que sexa un produto de Fisterra, que ten menos de 24 horas e dunha calidade extraordinaria», añade el patrón mayor, para quien cuando mejor vaya el turismo más valor tendrá el pescado. «Nós estamos en PescaRías. Ao primeiro os compradores tiraban coas etiquetas, agora son eles mesmos os que chas piden porque lle dá un valor engadido», recalca.

Un empresario indignado por prohibirle un quiosco en el muelle

 

 

El empresario Carlos Piñeiro, que había pedido un permiso de ocupación de espacio portuario para instalar un quiosco de helados y refrescos junto a la lonja, ha recibido una denegación por parte de Portos de Galicia, que le tiene indignado por los términos en que se produce. Lleva con esto casi un año y no entiende cómo le pueden vetar su instalación, cuando se mostró dispuesto a adoptar todos cuantos requerimientos estéticos considere Portos y, sin embargo, sí se permiten otro sinfín de actividades con la misma ocupación sin respetar para nada esa supuesta armonía de imagen que hay que mantener con el edifico de la lonja. «En fin, unha tomadura de pelo que me custou bos cartos, proxectos, viaxes... De todas formas irei ao Contencioso», asegura Piñeiro, que considera una broma pesada que Portos diga que se gastó tres millones de euros en la lonja, como si ese dinero no saliese del bolsillo de los contribuyentes. Es más, está convencido que desde Fisterra hay intereses contrarios a que determinadas personas como él realicen actividades relacionadas, mientras se promueven otras con valoración pésima de los clientes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La lonja de Fisterra cuenta con punto de información turística