La cuarta Vuelta por Dumbría se vive desde los hogares

El pelotón llegará hoy a O Ézaro desde Muros con una contrarreloj que no contará con el habitual público por las normas anticovid

El presidente de la Deputación da Coruña, Valentín González, y los diputados Xosé Luis Penas y José Manuel Pequeño (alcalde de Dumbría) se reunieron ayer, en la jornada previa a la etapa en O Ézaro, con el director general de Unipublic, Javier Guillén
El presidente de la Deputación da Coruña, Valentín González, y los diputados Xosé Luis Penas y José Manuel Pequeño (alcalde de Dumbría) se reunieron ayer, en la jornada previa a la etapa en O Ézaro, con el director general de Unipublic, Javier Guillén

Carballo / La Voz

La Vuelta llega hoy a Dumbría con la celebración de la decimotercera etapa en formato de contrarreloj desde Muros. O Ézaro ya fue escenario de la carrera en hasta tres ocasiones anteriores. Su espectacular subida al mirador lo convirtió en icono en el mundo del ciclismo, algo que tuvo su repercusión en el turismo local, llegando a multiplicarse hasta números impensables en su día desde el año 2012.

Este martes, debido a las restricciones por la pandemia que azota al mundo, el paso de la marcha por el entorno de la famosa cascada será diferente. La Vuelta este año se vive desde los hogares a través de la televisión. Habrá conexión en directo en Teledeporte y en La 1. «Por ti, por todos, por La Vuelta, quédate en casa». Este es el mensaje que transmite la organización de la grande, Unipublic, y que el Concello de Dumbría respalda. Los esfuerzos de este último se centran en este 2020 en el impacto televisivo que tenga el recorrido por la Costa da Morte para promocionar la comarca a nivel turístico. En este sentido, desde el consistorio solo piden que haya buen tiempo para que «os helicópteros poidan gravar ben e todo saia sobre o previsto», comentó ayer el técnico deportivo municipal, César Ferrío.

En principio, no se esperan lluvias. Sí algo de viento del norte, lo que obligará a los corredores a luchar todavía más contra el reloj, y una temperatura de 13 grados. En la jornada de ayer, los ciclistas aprovecharon el descanso para probar el trayecto, en tanto que la organización ubicó ya los tráileres y el podio, entre otros elementos de la logística.

Empresarios del sector hotelero y de la restauración esperan la jornada con ilusión, a sabiendas de que nada tendrá que ver con anteriores años. «Co covid e coas restricións, non esperamos moita xente, aínda que contamos con traballar mellor que un día normal, claro. Nas outras edicións que La Vuelta pasou por aquí traballouse moi ben. A ver se o tempo acompaña», expresó el gerente del restaurante Mar e Terra, en O Ézaro, Javier Lado.

El hotel Mar do Ézaro vivirá su primera experiencia de La Vuelta, pues inició su actividad este verano. El responsable Miguel Mariño dio cuenta ayer de un buen número de reservas para estos días con motivo de la marcha ciclista. No solo es su caso, pues afirma que desvió a muchos clientes a otros hoteles por falta de habitaciones (tiene ocho). No obstante, también recalcó que sufrió numerosas cancelaciones luego de conocerse la noticia de que se restringiría el acceso al público en la subida final.

En el bar Ancla, en Muros, esperan una buena jornada de trabajo: «Con el invierno y el covid, hay menos gente y esto nos va a venir bien. La gente está pendiente de que llegue el día», comentó la camarera Uxía Martínez.

La primera salida será pasadas las 13.30 horas. Carapaz lidera la clasificación con diez segundos de ventaja respecto a Roglic. Les siguen muy cerca Hugh John Carthy y Daniel Martin. «Vai ser moi igualada e moi bonita», auguró César Ferrío, aficionado al ciclismo.

La carretera AC-550 de Muros a Dumbría estará cortada al tráfico desde las 11.00 hasta las 18.00 horas, en tanto que la subida al mirador todo el día hasta las 23.00. Habrá un amplio dispositivo de seguridad.

Recorrido por la contrarreloj decisiva de O Ézaro que puede decantar la Vuelta

Melissa Rodríguez

«La etapa va a ser muy dura porque no hay un metro llano», explica Gustavo César Veloso, experto contrarrelojista al que La Voz acompañó durante el trazado

La Vuelta Ciclista a España llega al fin hoy a Galicia con una primera etapa, la decimotercera de la marcha, desde Muros hasta O Ézaro (Dumbría), con paso por Carnota, que será a su vez la única contrarreloj de esta edición 2020 con 33,7 kilómetros. Luego encarará otras dos etapas por la comunidad, Lugo-Ourense y Mos-Puebla de Sanabria, siendo estas, sobre todo la última, las de mayor distancia de las dieciocho totales.

El vilagarciano Gustavo César Veloso (W52-FC Porto), que fue segundo hace menos de un mes en La Volta a Portugal con dos triunfos en sendas contrarrelojes, su especialidad, recorrió para La Voz el trayecto Muros-Carnota-O Ézaro, una senda que conoce bien tras su participación en La Vuelta 2012, la primera vez que Dumbría formó parte de una de las grandes. Este será el cuarto paso por la localidad: el tercero como final de etapa, pero el primero como contrarreloj.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La cuarta Vuelta por Dumbría se vive desde los hogares