Judith Fernández: «Corcubión es una burbuja aparte»

Antón Lestón CARBALLO / LA VOZ

CORCUBIÓN

ANA GARCIA

Entre estudio y trabajo, durante la Navidad la actriz encuentra su refugio en la Costa da Morte

03 ene 2022 . Actualizado a las 23:31 h.

Como si de una niña nacida a finales de los años setenta se tratase, a Judith Fernández Fernández (A Coruña, 2001) las aventuras de Pancho o Piraña en Verano Azul le cambiaron la vida. El capítulo diario que les ponía su padre (el ex futbolista David Fernández) a ella y a su hermana significó una chispa más que suficiente para encender en ella un fuego que no ha dejado de avivarse, el de la actuación. «Cuando acabamos la serie, les dije: yo quiero hacer lo que hacen esos niños», recuerda. Y sus padres, que siempre le habían dicho que era «muy teatrera», no lo dudaron.

Comenzó con 7 años, en Edimburgo (Escocia), donde pasó la primera mitad de su vida por el éxito que allí logró David con la pelota. Y, salvo el primer año retorno a España en 2010, no ha parado. Despuntó, con 14 años, en Augas Quentes, de la TVG, y se consolidó como una prometedora actriz en Acacias 38, la popular telenovela histórica que ocupó un lugar importante de la programación diaria de TVE entre 2015 y 2021. La casa entre los cactus, que se estrenará en este 2022, igual que Santo, en Netflix, han sido sus últimas ocupaciones antes de prepararse para Apagón, que grabará en enero. 

Una producción para la ha necesitado recargar pilas en su «refugio» personal, Corcubión, durante esta Navidad. Es el hogar de su familia materna y de donde se tiene que marchar hoy mismo tras unas fiestas descafeinadas.