Rehabilitan la cubierta de la que iba a ser la sede del Concello cabanés durante la República

El inmueble, del que solo se hizo el tejado y la estructura, fue levantado en 1933 por el alcalde Alejo Varela

.

Carballo / La Voz

Es bastante probable que la falta de un núcleo principal definido en el municipio de Cabana tenga que ver, en gran medida, con la itinerancia que caracterizó durante muchos años a su ayuntamiento.

Y es que antes de su ubicación definitiva en As Revoltas, la sede municipal tuvo, al menos, dos emplazamientos más: O Bosque y Neaño. Del primero solo quedan ocultos entre la maleza los restos del muro del antiguo consistorio, en lo que fue en su día una casa pegada al pazo de los Amarelle. Pero en el año 1933, el que fuera alcalde de la localidad, el republicano Alejo Varela Centeno ideó un proyecto para trasladar la sede de la capital municipal de O Bosque a A Telleira, en la parroquia de Canduas. En concreto, mediante la construcción de un inmueble, situado frente al restaurante Mar de Ardora, y del que solo queda la estructura y el tejado.

Antonio Cancela Varela tiene 72 años y es nieto del impulsor del plan para cambiar la sede municipal cabanesa. Reside desde hace 35 años en A Coruña aunque no ha perdido, ni mucho menos sus raíces y su arraigo cabaneses. «Sempre que podo vou a Cabana», aseguró Antonio Cancela. De hecho, su madre, Rosalía Varela Pet, hija de Alejo Varela, que cumplirá en abril 100 años, reside en Cabana.

Alejo Varela Centeno era natural de Corme «e casou en segundas nupcias con Mercedes Pet Barreira e viñeron a vivir a Cabana», relató Antonio Cancela. Según él, siendo ya mandatario tuvo la idea de trasladar la sede municipal de O Bosque a A Telleira. «Comprou un terreo e no ano 1993 comezaron as obras da casa que ía albergar o consistorio». Y añadió: «Naquela época, as casas facíanse como se podían, e cando todo parecía que ía ben para terminala, estalou a Guerra Civil e o meu avó tivo que escapar deixando todo aquilo coma estaba ata que os novos donos comezaron a reformala». Según Antonio Cancela, A Telleira no llegó a albergar la capital municipal, aunque algunos historiadores apuntan a que hubo este traslado, que duró poco tiempo

Después de la guerra, el Concello de Cabana se asentó en Neaño y allí permaneció hasta mediados de la década de los setenta. En concreto, según Antonio Cancela, hasta 1976, cuando el entonces mandatario y diputado provincial Julián Tedín Esmorís, decidió trasladar la sede a As Revoltas, su actual ubicación.

Alejo Varela Centeno falleció hace ahora 63 años «en novembro fará 64», recalcó su nieto, sin ver terminada su obra «e o seu sono de trasladar a A Telleira a sede do Concello».

Mientras, con el paso de los años, el inmueble, inacabado, empezó a ser pasto de la maleza y los frecuentes actos vandálicos. Sus herederos decidieron entonces, hace ahora unos diez años, venderla. Sus actuales propietarios quieren completar aquella obra iniciada hace ahora 83 años por Alejo Varela. Cuentan sus anteriores propietarios, descendientes directos del exrregidor republicano, que el tejado se vino abajo recientemente debido a la fragilidad de la estructura y sus actuales dueños tuvieron que volver a construir uno nuevo y apuntalar la estructura antes de seguir con las actuaciones.

Votación
3 votos
Comentarios

Rehabilitan la cubierta de la que iba a ser la sede del Concello cabanés durante la República