Ángeles Vázquez: «Ata o de agora foi convencer e agora toca sancionar»

La conselleira de Medio Rural habló sobre la ley contra los incendios en A Laracha

.

carballo / la voz

«Non hai volta atrás». Así de contundente fue la conselleira de Medio Rural en su visita a A Laracha. Se refería a las exigencias de la ley de incendios, que mantiene a media Galicia ocupada en talar los árboles de los márgenes de las carreteras y de las proximidades de las casas. Acudió Ángeles Vázquez a uno de los municipios que ha puesto como ejemplo de cumplimiento de la legislación desde el 2012. De hecho, en este tiempo en A Laracha solo se han abierto 5 expedientes. El resto de los casos ha sido labor de zapa de los agentes forestales y del Concello, que avisan a los propietarios, cada uno a su modo, de que deben mantener sus árboles alejados de las calzadas.

Ahora ya ha pasado el tiempo de la información. «Ara o de agora foi convencer e agora toca sancionar», aseguró ayer Ángeles Vazquez en la carretera de Vista Alegre, un mapa casi perfecto de los distintos casos que se dan, desde una plantación recientísima de eucaliptos que llegaba al pie de la cuneta hasta carballos bastante jóvenes que también invadían espacio de protección. Lo que no estaba ya cortado estaba apalabrado.

Para la conselleira ha habido tiempo suficiente para que los propietarios de montes acometieran los trabajos. «Non demos 15 días, a lei está en vigor desde o 2012» y reconoció que este año incidieron en la necesidad de mantener las plantaciones forestales ordenadas porque «é a nosa obriga, a das distintas Administracións velar pola seguridade cidadán» e insistió en que los miembros del distrito forestal se ponen en contacto con los dueños de montes varias veces antes de abrir un expediente.

Excepciones

Para los que no han encontrado empresa maderista que les haga los trabajos, la conselleira recuerda que «non pode ser a norma unha excepción», pero señaló que están pendientes de que la Fegamp «nos dea o visto e pracet» para atender esos casos «excepcionais» y que la Xunta pueda poner los medios para que la legislación se cumpla.

En las declaraciones de la conselleira sobre la Fegamp se aprecia que no todos los alcaldes son tan colaboradores como el de A Laracha. Para las situaciones en las que hay propietarios desconocidos o problemas de herencias, la Xunta pone 6 millones de euros, pero reclama apoyo los concellos «para que poidamos entrar directamente e non se produza un accidente ou incidente», dijo ayer la conselleira.

También se destinan 31 millones para «clarexos, podas e desbroces» y demás labores de prevención de incendios forestales.

Las cosas parecen ir bien, aunque de forma paulatina. Según Ángeles Vázquez, desde el año pasado el cumplimiento de la ley «é moito maior». Se ha conseguido que haya una mayor conciencia, sobre todo a causa de los incendios de octubre del pasado año.

La conselleira reconoció que los que están en el punto de mira son, sobre todo, los eucaliptos, pero también los pinos. Reconoció que las frondosas no son un problema y que se están haciendo excepciones. Se trata de árboles autóctonos que están casi en la cuneta. Señaló que no puede utilizarse la ley para terminar con las especies frondosas, aunque, «cando hai un lume, arde todo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Ángeles Vázquez: «Ata o de agora foi convencer e agora toca sancionar»